Your browser doesn't support javascript.
loading
Show: 20 | 50 | 100
Results 1 - 12 de 12
Filter
1.
Article in English | LILACS, CUMED | ID: biblio-1341781

ABSTRACT

A cross-sectional study was conducted to determine the vaccination status and barriers to vaccination among the university students by utilizing a simple random sampling technique in the largest public sector university of Southern Punjab, Pakistan. The participants comprised 380 university students. Data was collected by a self-designed questionnaire. Statistical Package for Social Sciences (SPSS) was used for data analysis. Chi-square Test and Fischer Exact test were applied to assess the impact of demographics on vaccination status, and barriers to vaccination. Out of 380 participants, 328 (86.31 pewrcent) were males and 52 (13.68) females. The immunization status of university students against various diseases was variable: 97.10 percent (n=369) were vaccinated against poliomyelitis, 58.68 percent (n=223) against BCG, 44.21 percent (n=168) against hepatitis B, 49.21 percent (n=187) against diphtheria, pertussis and tetanus and 55.26 percent (n=210) against measles vaccine. The barriers to vaccination were unwillingness 15.0 percent (n=57), inaccessibility 17.10 percent (n=65), financial issues 4.47 percent (n=17) and unawareness 63.42 percent (n=241). Moreover, 31 percent (n=118) of the participants considered that the use of vaccines is unsafe. The vaccination status of the university students in Southern Punjab, Pakistan is alarming as most of the students were unvaccinated. The unawareness and perception of the unsafety of vaccines were the biggest barriers to vaccination(AU)


Se realizó un estudio transversal para determinar el estado de vacunación y las barreras a la vacunación entre los estudiantes universitarios, mediante la utilización de una técnica de muestreo aleatorio simple, en la universidad más grande del sector público del sur de Punjab, Pakistán. Los participantes fueron 380 estudiantes universitarios. Los datos se recopilaron mediante un cuestionario de diseño propio. Se utilizó el Paquete Estadístico para Ciencias Sociales (SPSS) para el análisis de datos. Se aplicaron la prueba de chi-cuadrado y la prueba exacta de Fischer para evaluar el impacto de la demografía en el estado de vacunación y las barreras para la vacunación. De 380 participantes, 328 (86,31por ciento) fueron hombres y 52 (13,68 por ciento) mujeres. El estado de inmunización de los estudiantes universitarios frente a diversas enfermedades fue variable: 97,10 por ciento (n = 369) fueron vacunados contra poliomielitis, 58,68 por ciento (n = 223) contra BCG, 44,21por ciento (n = 168) contra hepatitis B, 49,21 por ciento (n = 187) contra la difteria, tos ferina y tétanos y 55,26 por ciento (n = 210) contra la vacuna contra el sarampión. Las barreras para la vacunación fueron la falta de voluntad 15,0 por ciento (n = 57); la inaccesibilidad 17,10 por ciento (n = 65); los problemas económicos 4,47 por ciento (n = 17) y el desconocimiento 63,42 por ciento (n = 241). Además, el 31por ciento (n = 118) de los participantes consideró que el uso de vacunas no es seguro. El estado de vacunación de los estudiantes universitarios en el sur de Punjab, Pakistán, es alarmante ya que la mayoría de los estudiantes no estaban vacunados. El desconocimiento y la percepción de la inseguridad de las vacunas fueron las mayores barreras para la vacunación(AU)


Subject(s)
Humans , Female , Young Adult , Education , Pakistan , Cross-Sectional Studies , COVID-19 Vaccines/therapeutic use
2.
Article in English | LILACS, CUMED | ID: biblio-1341784

ABSTRACT

Vaccine development using different platforms is one of the important strategies to address coronavirus disease pandemic. The global need for vaccines requires effective vaccine approaches and collaboration between pharmaceutical and biotechnological companies, governments and the industrial and academic sectors. About 72 percent of the vaccine candidates are being developed by the private sector, while 28 percent are carried out by the public sector and different non-profit organizations. COVID-19 vaccines are based on complete viruses (inactivated or attenuated), viral vectors (replicating or not), antigenic subunits (proteins or peptides), nucleic acids (RNA or DNA) or virus-like particles. Important aspects of vaccine development include manufacturing flexibility, speed, cost, safety, cellular and humoral immunogenicity, vaccine stability and cold chain maintenance. Vaccines can be prepared using different manufacturing platforms, computational biology, gene synthesis, structure-based antigen design and protein engineering. Individual confidence, convenience and complacency are factors that affect the attitude towards acceptance of COVID-19 vaccination. This could be complicated by socio-demographic, psychologic, cognitive and cultural factors(AU)


El desarrollo de vacunas utilizando diferentes plataformas es una de las estrategias importantes para abordar la pandemia de COVID-19. La necesidad mundial de vacunas requiere enfoques de vacunas eficaces y la colaboración entre las empresas farmacéuticas y biotecnológicas, los gobiernos y los sectores industrial y académico. Alrededor del 72 por ciento de los candidatos vacunales están siendo desarrolladas por el sector privado, mientras que el 28 por ciento, por el sector público y diferentes organizaciones sin fines de lucro. Las vacunas contra la COVID-19 se basan en virus completos (inactivados o atenuados), vectores virales (replicantes o no), subunidades antigénicas (proteínas o péptidos), ácidos nucleicos (ARN o ADN) o partículas similares a virus. Aspectos importantes del desarrollo de vacunas incluyen la flexibilidad de fabricación, la velocidad, el costo, la seguridad, la inmunogenicidad celular y humoral, la estabilidad de la vacuna y el mantenimiento de la cadena de frío. Las vacunas se pueden preparar con precisión utilizando diferentes plataformas de fabricación, biología computacional, síntesis de genes, diseño de antígenos basado en estructuras e ingeniería de proteínas. La confianza individual, la conveniencia y la complacencia son factores que afectan la actitud hacia la aceptación de la vacunación contra la COVID-19. Esto podría complicarse por factores sociodemográficos, psicológicos, cognitivos y culturales(AU)


Subject(s)
Humans , Male , Female , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , SARS-CoV-2
3.
Article in Spanish | LILACS, CUMED | ID: biblio-1341779

ABSTRACT

En los últimos años la República Dominicana ha experimentado una importante reducción en las coberturas de vacunación, producto de esta situación son los casos de tétanos y difteria que han surgido recientemente. Con el objetivo de identificar las barreras para la inmunización y determinar el impacto de la COVID-19 en la adherencia a la vacunación, 2.584 dominicanos completaron una encuesta en línea sobre el historial de vacunación personal y las razones para no vacunarse. Además, respondieron preguntas sobre la aceptación de la vacuna contra la COVID-19 y la influencia de la pandemia en su percepción/adherencia a la vacunación. La mayoría de los encuestados no se vacunó durante la pandemia, el principal motivo fue: no tenía ninguna vacuna programada para este año. Lo que indica que a pesar de que la pandemia dificultó el acceso a los servicios de vacunación, esta no fue la principal barrera para la inmunización en República Dominicana en el 2020. A pesar de que la mayoría de los participantes están a favor de la vacunación, de las vacunas incluidas en nuestro estudio, la vacuna contra sarampión, rubéola y parotiditis (en niños) fue la única que alcanzó el objetivo del Plan de Acción Mundial sobre Vacunas, de lograr una cobertura de vacunación del 90 por ciento para el 2020. La principal barrera para la inmunización es el olvido de vacunarse. Es necesario adoptar un sistema de recordatorio eficaz para aumentar la adherencia y mejorar las tasas de inmunización(AU)


In recent years, the Dominican Republic has experienced a significant reduction in vaccination coverage; cases of tetanus and diphtheria that have recently emerged are a result of this situation. In order to identify barriers to immunization and determine the impact of COVID-19 on vaccination adherence, 2,584 Dominicans completed an online survey on personal vaccination history and reasons for not getting vaccinated. In addition, they answered questions about the acceptance of the COVID-19 vaccine and the influence of the pandemic on their perception/adherence to vaccination. Most of those surveyed were not vaccinated during the pandemic, the main reason being: I had no vaccination scheduled for this year. This indicates that even though the pandemic made it difficult to access vaccination services, this was not the main barrier to immunization in the Dominican Republic in 2020. Despite the fact that most of the participants are in favor of vaccination, of the vaccines included in our study, the only one that reached the goal of the Global Vaccine Action Plan of achieving 90 por ciento vaccination coverage by 2020 was measles, mumps and rubella in children. The main barrier to immunization is forgetting to get vaccinated. It is necessary to adopt an effective reminder system to increase adherence and improve immunization rates(AU)


Subject(s)
Humans , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , Informed Consent , Vaccines , Cross-Sectional Studies , Dominican Republic
4.
Bol. micol. (Valparaiso En linea) ; 36(2): 1-4, dic. 2021.
Article in Spanish | LILACS | ID: biblio-1352521

ABSTRACT

Al 16 de julio pasado existían 108 vacunas en etapa clínica de desarrollo, 28 de ellas con estudios en fase III y 6 autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) según datos publicados al 3 de junio (AstraZeneca/Oxford, Johnson and Johnson/Janssen, Moderna, Pfizer/BionTech, Sinopharm, Sinovac) (1,2). A la vez, las entidades regulatorias como la FDA (Food and Drugs Agency) y la EMA (European Medicine Agency) han autorizado para uso de emergencia las vacunas de los productores Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen (3) y en Chile el Instituto de Salud Pública ha autorizado 6 vacunas (Pfizer, CoronaVac, Astrazeneca, CanSino, Janssen, Sputnik). En las últimas semanas, en el contexto de la preocupante propagación de la variante Delta (B.1.617.2) del SARS-CoV-2, la compañía Pfizer solicitó a la FDA la autorización para la administración de una dosis de refuerzo (booster) con su vacuna BNT162b2 , luego de que el análisis interino de datos provenientes de la población vacunada en Israel mostrará una reducción significativa de los anticuerpos neutralizantes a los seis meses de completado el esquema primario, solicitud que generó debate en la comunidad científica. Hasta ahora los datos disponibles sobre eficacia de la vacuna BNT162b2 en escenario de circulación de variantes sugieren que continúa siendo altamente efectiva (4,5). Los estudios para definir la eventual necesidad de una dosis de refuerzo a diferentes esquemas primarios están en etapas de reclutamiento inicial en varios países.(AU)


Subject(s)
COVID-19 Vaccines/therapeutic use , COVID-19/prevention & control , Repeated Dose , Chile , Efficacy
5.
Rev. ADM ; 78(5): 275-279, sept.-oct. 2021.
Article in Spanish | LILACS | ID: biblio-1348224

ABSTRACT

El SARS-CoV-2, causante de que estemos viviendo una pandemia mundial, tuvo sus orígenes en China, desde donde ha traspasado fronteras rápidamente, llegando a todos los rincones del mundo. Muchos han sido los equipos de investigación que se enfrentan el reto de conseguir una vacuna que logre combatir este mortal virus. Es por este motivo que en esta investigación se pretendió analizar la bibliografía referida a la vacuna Johnson & Johnson (J&J) contra COVID-19: distribución mundial de la vacuna, mecanismo de acción, indicaciones, contraindicaciones y efectos secundarios. Varios estudios demuestran que su eficacia varía de acuerdo con la edad y género de cada individuo; sin embargo, esta vacuna alcanzó un grado de certeza moderada. Los efectos adversos en su mayoría son leves y se resolvieron al cabo de dos días, siendo excepción algunos casos, ya que se registró un efecto adverso poco común denominado trombocitopenia prevalente en mujeres de 18 a 40 años, por este motivo, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) recomienda la precaución en el uso de la vacuna con respecto a este efecto adverso que en algunos casos podría ser mortal (AU)


The SARS-CoV-2, which caused us to be experiencing a global pandemic, had its origins in China, from where it has crossed borders rapidly, reaching all corners of the world. Many research teams have faced the challenge of getting a vaccine to fight this deadly virus. For this reason, this research aimed to analyze the literature on the Johnson & Johnson COVID-19 vaccine: global distribution of the vaccine, mechanism of action, indications, contraindications and side effects. Several studies show that its effectiveness varies according to the age and gender of each individual, but this vaccine reached a moderate degree of certainty. The adverse effects are mostly mild and resolved within two days, with some exceptions being a rare adverse effect called prevalent thrombocytopenia in women aged 18 to 40 years. For this reason, the FDA recommends caution in the use of the vaccine with respect to this potentially fatal adverse effect in some cases (AU)


Subject(s)
Humans , Male , Female , Contraindications, Drug , COVID-19 Vaccines/adverse effects , COVID-19 Vaccines/supply & distribution , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , COVID-19 Vaccines/pharmacology , SARS-CoV-2 , COVID-19/prevention & control , United States Food and Drug Administration , Viral Proteins , Effectiveness , RNA, Viral , Sex Factors , Age Factors , Virus Inactivation
7.
Vaccimonitor (La Habana, Print) ; 30(2)mayo.-ago. 2021.
Article in Spanish | LILACS, CUMED | ID: biblio-1252323

ABSTRACT

En diciembre de 2019 en Wuhan, provincia China de Hubei, se notificó un caso de neumonía de etiología desconocida. Con posterioridad se diagnosticó como un síndrome agudo respiratorio severo (SARS, por sus siglas en inglés) causado por un coronavirus denominado SARS-CoV-2.1 A principios de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó casi 100.000 casos positivos y 3.880 víctimas mortales en 47 países, convirtiéndose en pandemia la enfermedad COVID-19 que ha afectado al mundo hasta la actualidad.2 La pandemia de la COVID-19 ha tenido un gran impacto en la vida de las personas y la sociedad en su conjunto y ha causado perjuicios a la economía mundial, afectándose sectores como turismo, recreación, viajes internacionales, educación, entre otros. Para la salud humana, ha tenido repercusión en términos de enfermedad, discapacidad y elevado número de muertes, así como en las complejas interrogantes impuestas a la ciencia para contener el impacto de la misma. La implementación de una estrategia dirigida a mitigar la dispersión de la enfermedad incluye numerosas acciones de salud pública, entre ellas: la higiene de las manos, el uso extendido y obligatorio de la mascarilla, el distanciamiento social y la vacunación.3 Una vacuna contra la COVID-19, esperada ansiosamente por el mundo, debe ser una vacuna segura y eficaz que permita poder reanudar un estilo de vida normal, libre de las medidas de restricción recomendadas y que evite que se saturen los servicios de salud. La carrera por la invención y desarrollo de una vacuna contra la COVID-19 no tiene precedentes en la era moderna y ha comprometido como nunca antes a la ciencia, llevando a la movilización e intercambio de datos en un período muy corto; a la coordinación acelerada, a nivel mundial, de los procesos regulatorios para el desarrollo de vacunas y fármacos; así como a la creación de marcos de colaboración internacional donde se incluyen, junto a la OMS, la Alianza Global para las Vacunas (GAVI), la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI) y el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX, por su siglas en inglés).4 El proceso de desarrollar un nuevo producto farmacéutico es caro e implica una inversión considerable de tiempo. Como promedio, se precisan 10 años desde el momento en que se descubre una molécula hasta que se comercializa el producto, con un costo de millones de dólares. Acortar los tiempos de este proceso es de los retos más importantes, donde la etapa de desarrollo clínico es la que se ve más presionada en todo momento.1 El desarrollo clínico de una vacuna implica un número de fases por las que debe transcurrir el producto farmacéutico. En el caso particular de las vacunas contra la COVID-19, las fases se han ido llevando a cabo simultáneamente, bajo aprobaciones rápidas. Varias vacunas ya han recibido autorizaciones para el uso de emergencia y se están utilizando para inmunizar a las personas.5) Desafortunadamente, acortar el tiempo para que las vacunas estén disponibles, puede conllevar a problemas éticos relacionados con la investigación, el desarrollo y aquellos que se puedan presentar en las etapas de distribución y acceso equitativo a las mismas.6 Para que la investigación en seres humanos que sea éticamente justificada, debe haber un balance favorable de beneficios para el sujeto y la sociedad, sobre los riesgos a los que el individuo se expone. Entre los dilemas éticos a los que se enfrentan los investigadores, uno de los más complejos en el caso de las vacunas contra la COVID-19, es el empleo de grupo control o placebo en los estudios clínicos, si tenemos en cuenta que esta es una enfermedad nueva, con limitaciones de las opciones de tratamiento y de elevada mortalidad, todo lo cual implica un alto riesgo para este grupo. Según el diseño del estudio, los participantes incluidos en el grupo placebo podrían infectarse en dependencia del tiempo de permanencia en dicho grupo, la tasa de transmisión local donde se realiza el ensayo clínico y las medidas preventivas adoptadas por cada uno de los participantes.7 Uno de los escenarios que puede afrontar el investigador cuando se usa placebo, es que el tratamiento (fármaco o vacuna) resulte efectivo, entonces, una parte de los participantes perdería la oportunidad de recibir ese beneficio, lo cual nos llevaría a decidir que todos los voluntarios reciban la profilaxis y sacrificar el conocimiento y valor social que aportan los estudios con grupos placebo.8) Actualmente, algunos desarrolladores de vacunas han esbozado la obligación ética de ofrecer la vacuna a participantes que hayan recibido placebo en los ensayos clínicos, para que queden protegidos contra la COVID- 19 y, además, para la contribución a la investigación.8 Otro tema de discusión global y que compete a la bioética relacionada a las vacunas contra la COVID-19, es la distribución justa dentro de una población una vez que las vacunas están disponibles en el mercado. ¿Qué criterios deben utilizarse? ¿Qué personas deben recibirla primero dentro de una población? ¿Quiénes tienen prioridad, y por qué? Es un criterio general entre los especialistas, que el personal de salud que se encuentra en la primera línea de batalla contra la COVID-19, debe ser el primero en acceder a la vacuna, lo cual previene el daño directo e indirecto a los mismos, al prevenir la propagación del SARS-CoV-2 en las instalaciones médicas, protegiendo de este modo a los grupos de pacientes que acuden con mayor frecuencia a los hospitales con diagnóstico de cáncer o con tratamiento de hemodiálisis.6 La crisis sanitaria mundial causada por el SARS-CoV-2 no tiene precedentes y el acceso a la vacuna se ha mostrado difícil desde el inicio. Es un hecho que los países desarrollados se han apresurado desde antes de la comercialización a adquirir y contratar cantidades suficientes de la vacuna para su población, siendo entonces el panorama aún más sombrío para los países de bajos ingresos.6 Debido a la pandemia, las operaciones logísticas de las vacunas también se ven afectadas por lo que se convierten en obstáculos para garantizar la distribución mundial de manera coordinada e interconectada (fabricación, distribución de la cadena de suministro, cadena de frío, almacenamiento, etc.). De ahí, el llamado constante de la OMS a lograr y mantener el compromiso de los gobiernos a garantizar un acceso equitativo y a colaborar en planes multinacionales como COVAX, CEPI y GAVI para asegurar la fabricación y distribución de vacunas contra la COVID-19.4 Con el fin de hacer el bien para todos y ante la premura de obtener resultados terapéuticos eficaces para enfrentar y mitigar la pandemia, no se deben sacrificar las normas científicas, la integridad y trasparencia del proceso de revisión de las vacunas y se debe cumplir con los principios éticos fundamentales que se exigen en las investigaciones en humanos(AU)


Subject(s)
Humans , Male , Female , Ethics , COVID-19 Vaccines/therapeutic use
8.
Rev. cuba. salud pública ; 47(2): e3122, 2021.
Article in Spanish | LILACS, CUMED | ID: biblio-1341477

ABSTRACT

Han pasado algo más de 15 meses desde que se reportó el primer caso de COVID-19 en el mundo, en la ciudad de Wuhan, República Popular China, el 8 de diciembre del 20191,2 y 12 meses con 19 días del primer caso informado en Cuba, el 11 de marzo del 2020.3) Cuando salga a la luz el presente número de la Revista Cubana de Salud Pública (RCSP), el 1.ro de abril de 2021, los lectores ya estarían advertidos que la pandemia ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha afectado a más de 127 671 016 millones de habitantes en el planeta y causado más de 2 793 287 millones de muertes.4). En Cuba, las cifras serán superiores a 72 503 casos confirmados en laboratorios y más de 415 muertes asociadas a la enfermedad.5 En el Suplemento Especial COVID 19 de la RCSP, que publicó solo trabajos nacionales, el 10 de octubre del 2020, nos referimos, en su editorial Los principios de la salud pública socialista cubana ante la pandemia de COVID-19, al principio de la orientación profiláctica y al de la unidad de la ciencia, la docencia y la práctica médica. En ese momento planteamos que: […] la inscripción el 13 de agosto de 2020 del candidato vacunal Soberana 01 en el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, cuyos resultados finales estarán a principios del año 2021 y permitirá hacer realidad el sueño de los científicos que la crearon y de nuestro pueblo de que Cuba sea el primer país del mundo que vacune a toda su población.6 Si en aquel entonces...(AU)


Subject(s)
Humans , Male , Female , Public Health , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , SARS-CoV-2 , Cuba
11.
Rev. Hosp. Clin. Univ. Chile ; 32(2): 168-176, 2021.
Article in Spanish | LILACS | ID: biblio-1342508

ABSTRACT

Vaccines are biological products that stimulate the immune system to generate specific responses and immune memory. Faced with the magnitude of the problem caused by the Covid-19 pandemic, there is an urgent need to find an effective and safe preventive intervention. The race to find the ideal vaccine against this new coronavirus has required optimizing research times on this topic. Currently, more than 200 SARS-CoV-2 vaccine candidates are in development, 177 in preclinical evaluation, 63 in clinical evaluation and 16 of them in phase 3 of clinical trials. In our country, 3 SARS-CoV-2 vaccines are already authorized for administration, which have demonstrated safety and efficacy in clinical trials. (AU)


Subject(s)
Humans , Male , Female , COVID-19 Vaccines/classification , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , COVID-19 Vaccines/history
12.
Repert. med. cir ; 30(suplemento): 30-34, 2021. Ilus.
Article in English, Spanish | LILACS, COLNAL | ID: biblio-1255475

ABSTRACT

Introducción: una de las expectativas que tenemos actualmente es colocar vacunas seguras y efectivas para suministrar a la población. Con estas vacunas se intenta conseguir la inmunidad colectiva que permita quebrar la cadena de transmisión. Hay que tener estrategias de vacunación frente al COVID-19 teniendo en cuenta la disponibilidad progresiva de dosis, es necesario realizar un ejercicio de priorización atendiendo a principios éticos y criterios de riesgo. Objetivo: comparar si hay diferencias en los promedios de vacunación por cada 100 personas para COVID-19 entre los diferentes países de América. Materiales y métodos: se utilizó la base de datos de la vacunación con la información acumulada al 7 de mayo 2021. Se realizó a partir del análisis estadístico de los datos aplicando el análisis de varianza, se utilizó el paquete estadístico SPSS v.25. Resultados: a partir del análisis estadístico de los datos aplicando el análisis de varianza el p-valor de la prueba para la variable de vacunación es de 0,000, en este caso es menor a α =0.05, de esta manera se rechaza Ho, es decir la prueba de análisis de varianza nos indica que hay diferencias significativas entre la vacunación contra COVID-19 para los diferentes países de América. Conclusiones: el panorama ante la vacunación contra el COVID-19 a nivel de América es bastante preocupante, pues hay varios países con un bajísimo nivel de vacunación, esto se puede deber a que no sea una prioridad para todos los países, especialmente para los que tienen una baja densidad de población y no se estén presentando un gran número de contagios y muertes.


Introduction: one of our current expectations is to supply safe and effective vaccines to be administered to the population. The endpoint is achieving herd immunity through vaccination in order to break the chain of transmission. COVID 19 vaccination strategies expanding access to vaccine doses are necessary. Prioritization on the basis of ethical principles and risk criteria is required. Objective: to compare whether there are differences in COVID 19 vaccination rates per 100 people among the different countries of the Americas. Materials and methods: the vaccination database with the information collected to May 7 2021 was used. An analysis of variance test was applied using the SPSS v.25 statistical package. Results:the p-value obtained in the statistical analysis of variance test for the vaccination variable was 0.000, which is less than α=0.05, therefore, the hypothesis (Ho) is rejected, which means, the analysis of variance test indicates there are significant differences in COVID-19 vaccination in the different countries of America. Conclusions: the outlook for COVID-19 vaccination in the Americas is quite worrying, as there are several countries with very low vaccination rates, maybe due to the fact vaccination is not a priority for all countries, especially for those with low population density, who are not experiencing high COVID 19 infection and death rates.


Subject(s)
Humans , Vaccination/statistics & numerical data , COVID-19 Vaccines/therapeutic use , COVID-19/prevention & control , Americas , Analysis of Variance
SELECTION OF CITATIONS
SEARCH DETAIL