Your browser doesn't support javascript.
Show: 20 | 50 | 100
Results 1 - 20 de 126
Filter
2.
Goiânia; SES-GO; 22 set. 2020. 1-47 p. ilus, tab.
Non-conventional in Portuguese | LILACS (Americas), ColecionaSUS, CONASS, SES-GO | ID: biblio-1096093

ABSTRACT

O surto da doença respiratória causada pelo novo coronavírus (SARS-CoV-2) aconteceu na cidade de Wuhan, capital da província de Hubei, na China, em dezembro de 2019, a qual disseminou-se de forma acelerada e, logo, atingiu mais de uma centena de países dos cinco continentes. Em 12 de março de 2020, a situação foi caracterizada como pandemia pela Organização Mundial de Saúde (OMS, 2020). Em razão da disseminação o do Coronavírus pelo mundo, o Ministério da Saúde declarou Emergência de Saúde Pública de Importância Nacional (ESPIN) em decorrência da infecção pelo novo coronavírus (COVID-19) e estabeleceu o Centro de Operações de Emergência em Saúde Pública (COE-COVID-19) como mecanismo de gestão coordenada da resposta à ESPIN no país (BRASIL, 2020a). Seguindo a linha mundial, o Ministério da Saúde elaborou e publicou "Plano de Contingência Nacional para Infecção Humana pelo Novo Coronavírus COVID-19" para organizar a detecção, monitoramento e resposta dos serviços de saúde à doença (BRASIL, 2020b). O Estado de Goiás instituiu o Centro de Operações Estratégicas de Saúde Pública (COE) em 18 de fevereiro de 2020 (GOIÁS, 2020a). E, seguindo as orientações nacionais, propõe o presente PLANO ESTADUAL DE CONTINGÊNCIA PARA O ENFRENTAMENTO DA DOENÇA PELO CORONAVÍRUS (COVID-19), a fim de organizar e fortalecer as políticas públicas de saúde, visto que, para que atinjam eficácia e eficiência, é necessário atuação conjunta e ordenada dos entes federados, bem como dos setores públicos e privados.


The outbreak of respiratory disease caused by the new coronavirus (SARS-CoV-2) occurred in Wuhan city, capital of Hubei province, China, in December 2019, which spread rapidly and thus reached more than a hundred countries on five continents. On March 12, 2020, the situation was characterized as a pandemic by the World Health Organization (WHO, 2020). Due to the spread of Coronavirus around the world, the Ministry of Health declared a Public Health Emergency of National Importance (ESPIN) due to infection by the new coronavirus (COVID-19) and established the Center for Emergency Operations in Public Health (COE-COVID-19) as a mechanism for coordinated management of the response to ESPIN in the country (BRASIL, 2020a). Following the global line, the Ministry of Health elaborated and published "National Contingency Plan for Human Infection by the New Coronavirus COVID-19" to organize the detection, monitoring and response of health services to the disease (BRASIL, 2020b). The State of Goiás established the Center for Strategic Operations of Public Health (COE) on February 18, 2020 (GOIÁS, 2020a). And, following the national guidelines, it proposes this State CONTINGENCY PLAN FOR COPING WITH CORONAVIRUS DISEASE (COVID-19), in order to organize and strengthen public health policies, since, in order to achieve effectiveness and efficiency, joint and orderly action of federal entities, as well as public and private sectors, is necessary.


Subject(s)
Humans , Male , Female , Pregnancy , Infant, Newborn , Infant , Child, Preschool , Child , Adolescent , Adult , Middle Aged , Aged , Aged, 80 and over , Young Adult , Public Health , Coronavirus Infections/complications , Coronavirus Infections/diagnosis , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/therapy , Coronavirus Infections/transmission , Pandemics
3.
Medwave ; 20(7)31-08-2020.
Article in English, Spanish | LILACS (Americas) | ID: biblio-1122538

ABSTRACT

Introducción El personal de salud, entre ellos los médicos, es parte fundamental en primera línea de defensa ante la pandemia de COVID-19, causada por SARS-Cov-2. Objetivo Caracterizar la clínica y evolución de los primeros casos de contagio por coronavirus en médicos de Perú. Metodología Se presentan una serie de seis casos de médicos infectados por coronavirus, con positividad confirmada para COVID-19, mostrando la evolución diaria desde el diagnóstico de la enfermedad, sus principales signos y síntomas, la evolución de los mismos y hasta el desenlace en cada caso. Resultados De los casos estudiados, cinco fueron hombres, tenían una mediana de edad de 28 años (rango intercuartílico: 27 a 33). Tres de ellos trabajaban más de 12 horas al día en servicios de hospitalización y emergencia; y tres no contaban con mascarilla como método de protección personal. Los síntomas más frecuentes fueron la temperatura axilar superior a 38 grados Celsius, el malestar general, la tos seca y la odinofagia (este último en tres pacientes). En cuanto al diagnóstico con la prueba molecular, tuvo una mediana de tres días de demora (con rango: de 2 a 6 días). Los síntomas que más persistieron fueron la tos seca (presente durante 10 días en cuatro médicos), y la disgeusia como síntoma único, que tuvo la mayor duración (15 días en un solo médico). En los seis casos la evolución fue favorable. Sin embargo, aún se tienen deficiencias para la definición de reincorporación laboral a sus centros hospitalarios. Discusión A pesar de ser un número pequeño de casos, es el primer reporte en personal de salud y que detalla día a día la evolución de los síntomas de COVID-19. Esto puede servir para la salud ocupacional, e incluso como base para la vigilancia y monitorización de los casos en una población mayor.


Introduction Health personnel, including physicians, are a fundamental part of the first line of defense against the SARS-CoV-2 pandemic. Objective To characterize the clinical manifestations and course of the first cases of contagion by SARS-CoV-2 in doctors of Peru. Methodology We present a series of six cases of doctors infected by SARS-CoV-2, with confirmed positivity for COVID-19, showing the daily evolution from the diagnosis of the disease, its main signs and symptoms, evolution, and until the outcome in each case. Results Five were men. The median age was 28 years (interquartile range: 27 to 33). In three cases the physician worked more than 12 hours a day in emergency and hospitalization services and not wear a mask at all times. The most frequent symptoms were axillary temperature above 38°C, malaise, dry cough, and odynophagia (the latter in three of the cases). The diagnosis was made at a median of 3 days (interquartile range: 3 to 4 days). The symptoms that persisted the most were dry cough (present during ten days in four doctors). Dysgeusia was the only symptom with the most extended duration (15 days in only one doctor). In the six cases, the course was favorable. However, these doctors found it difficult to return to functions in their hospital centers adequately. Discussion Despite a small number of cases, it is the first report detailing the evolution of symptoms day by day, which can help for occupational health and even for case surveillance and monitoring.


Subject(s)
Humans , Male , Female , Adult , Physicians , Pneumonia, Viral/physiopathology , Infectious Disease Transmission, Professional-to-Patient , Coronavirus Infections/physiopathology , Clinical Laboratory Techniques , Peru , Pneumonia, Viral/diagnosis , Pneumonia, Viral/transmission , Coronavirus Infections/diagnosis , Coronavirus Infections/transmission , Cough/epidemiology , Cough/virology , Dysgeusia/epidemiology , Dysgeusia/virology , Pandemics , Fever/epidemiology , Fever/virology , Masks/statistics & numerical data
5.
Washington; Organización Panamericana de la Salud; jul. 21, 2020. 5 p.
Non-conventional in Spanish | LILACS (Americas), Inca | ID: biblio-1103787

ABSTRACT

El SARS-CoV-2 es un agente patógeno que causa la enfermedad por COVID-19, la cual fue notificada por primera vez en diciembre de 2019. Se cree que el SARS-CoV-2 fue originado de una fuente animal y posteriormente diseminado a la población humana. A pesar de que se han aislado virus genéticamente relacionados en murciélagos Rhinolophus, no se ha establecido el origen exacto de SARS-CoV-2 y la ruta de introducción de este virus a la población humana sigue siendo objeto de investigación.


Subject(s)
Humans , Animals , Pneumonia, Viral/transmission , Pneumonia, Viral/veterinary , Coronavirus Infections/transmission , Coronavirus Infections/veterinary , Epidemiological Monitoring/veterinary , Betacoronavirus/pathogenicity
9.
Lima; EsSalud; 16 jun. 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS (Americas), BRISA | ID: biblio-1100039

ABSTRACT

GENERALIDADES: Objetivo y población de las recomendaciones: Brindar a los empleadores recomendaciones generales de medidas preventivas y prácticas seguras para la prevención de contagio de COVID - 19 en centros laborales. Población a la cual se aplicará las recomendaciones: Empleados que retornan a sus centros laborales en contexto de pandemia por COVID - 19. Usuarios y ámbito de las recomendaciones: Usuarios de las recomendaciones clínicas. Estos lineamientos están dirigidos a los empleadores y autoridades administrativas de Institutos y centros especializados de EsSalud en contexto de pandemia por COVID - 19. Ámbito de las recomendaciones clínicas: El presente documento es de aplicación en centros laborales. MÉTODOS: a. Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios: El 05 de junio de 2020 se realizó una búsqueda manual de guías de práctica clínica, y documentos técnicos nacionales e internacionales que brinden orientaciones para el retorno seguro a los centros laborales en contexto de pandemia por COVID - 19. Se consideró tomar como principal fuente de información a aquellos documentos que brindaron recomendaciones para la prevención de la transmisión e infección por COVID - 19 en centros laborales. b. Formulación de recomendaciones: Se revisaron los documentos previamente seleccionados que describieron ampliamente los procedimientos y consideraciones a tener antes del retorno a las actividades laborales, así como las actividades preventivas durante el desarrollo de las actividades laborales. Posteriormente se adaptaron al contexto del Seguro Social de Salud ­ EsSalud aquellos documentos cuyas recomendaciones estaban en concordancia con lo establecido en los documentos técnicos locales. DEFINICIONES OPERATIVAS: Centro laboral: Unidad productiva en el que se desarrolla la actividad laboral de una organización con la presencia de trabajadores. Desinfección: Reducción por medio de sustancia químicas y/o métodos físicos del número de microorganismos presentes en una superficie o en el ambiente, hasta un nivel que no ponga en riesgo la salud. EPP: Equipo de Protección Personal. Limpieza: Eliminación de suciedad e impurezas de las superficies utilizando agua, jabón, detergente o sustancias químicas. Puestos de trabajo con riesgo de exposición a SARS-CoV-2 (COVID-19): Son aquellos puestos con diferente nivel de riesgo, que depende del tipo de actividad que realiza, por ejemplo, la necesidad de contacto a menos de 1 metro con personas que se conoce o se sospecha que estén infectadas con el virus del SARS-CoV-2, o el requerimiento de contacto repetido o prolongado con personas que se conoce o se sospecha que estén infectadas con el virus SARS-CoV-2. Empleador: Persona natural, jurídica, privada o pública, que emplea a uno o varios trabajadores. Trabajador: Persona que tiene vínculo laboral con el empleador; y a toda persona que presta servicios dentro de un centro laboral, cualquiera sea la modalidad contractual, incluyendo al personal de contratas, subcontratas, tercerización de servicios, entre otros. Trabajo en modalidad mixto: Hace referencia a la combinación de trabajo presencial con trabajo remoto, alternando las modalidades en atención a las necesidades de la entidad. Trabajo presencial: Se refiere a las tareas o funciones desempeñadas por un servidor con presencia física en el centro de labores, como consecuencia de una prestación laboral. Trabajo remoto: Es la prestación de servicios sujeta a subordinación, con la presencia física del servidor en su domicilio o lugar de aislamiento domiciliario, utilizando cualquier medio o mecanismo que le posibilite realizar sus funciones fuera del centro laboral, siempre que la naturaleza de las labores lo permita. RECOMENDACIONES EN EL CENTRO LABORAL: 1. Información y sensibilización del riesgo de transmisión e infección por COVID ­ 19. Difusión de mensajes clave: Difundir mensajes charlas informativas, paneles informativos, distribución de material informativo y de recordatorio como afiches o por medios electrónicos. Medidas de prevención de riesgo de infección por COVID ­ 19: Medidas generales de higiene. Limpieza del ambiente laboral. Equipos de protección individual. Medidas de control de riesgo de infección por COVID - 19: Lavado y desinfección de manos obligatorio. Medidas de protección personal. Vigilancia de salud del trabajador.


Subject(s)
Disinfection/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Surveillance of the Workers Health , Return to Work/trends , Personal Protective Equipment/standards , Housekeeping/standards , Technology Assessment, Biomedical , Health Evaluation
10.
Rev. otorrinolaringol. cir. cabeza cuello ; 80(2): 247-258, jun. 2020. tab
Article in Spanish | LILACS (Americas) | ID: biblio-1115841

ABSTRACT

Nos enfrentamos actualmente a una pandemia mundial de gran impacto, como resultado de la rápida propagación de un nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19. Todavía nos falta entender la fisiopatología de esta enfermedad, y la variedad de signos y síntomas que puede generar. Se ha descrito un porcentaje no menor de pacientes que desarrollan alteraciones del olfato y del gusto. La comunidad científica y médica está constantemente publicando sus observaciones sobre este tema, un proceso dinámico con abundante información. Se realizó una revisión exhaustiva de la literatura sobre las alteraciones del olfato y del gusto en los pacientes con COVID-19. Se observó una variabilidad importante en la incidencia de hiposmia/anosmia, de 5,1% hasta 85,7%, y de alteraciones del gusto de 5,6% hasta 88,8%. Esto se debe a que la mayoría de los estudios son principalmente retrospectivos, y varios ocuparon encuestas sin evaluación objetiva del olfato o gusto, limitando establecer con claridad la incidencia de estas alteraciones. Se observó que las alteraciones del olfato y del gusto son en general, frecuentes en estos pacientes, y presentan un buen pronóstico.


We are currently facing a global pandemic of great impact, as a result of the rapid spread of a new coronavirus, SARS-CoV-2, which causes coronavirus disease (COVID-19). We have yet to understand the pathophysiology of this disease, as well as the variety of signs and symptoms it can cause. The scientific and medical communities are constantly publishing their observations on this subject, a dynamic process with a wealth of information. An exhaustive review of the literature on smell and taste alterations in patients with COVID-19 was carried out. A significant variability was observed in the incidence of hyposmia/anosmia, from 5.1% to 85.7%, and of taste alterations ranging from 5.6% to 88.8%. This is due to the fact that most of the studies were mainly retrospective, and several occupied surveys without objective evaluation of smell or taste, limiting to establish clearly the incidence of these alterations. It was observed that alterations of smell and taste are in general frequent in these patients, and that they present a good prognosis.


Subject(s)
Humans , Pneumonia, Viral/epidemiology , Coronavirus Infections/epidemiology , Olfaction Disorders/epidemiology , Pneumonia, Viral/diagnosis , Pneumonia, Viral/transmission , Coronavirus Infections/diagnosis , Coronavirus Infections/transmission , Pandemics , Betacoronavirus , Olfaction Disorders/etiology , Olfaction Disorders/therapy
11.
Washington; Organización Panamericana de la Salud; jun. 8, 2020. 17 p.
Non-conventional in Spanish | LILACS (Americas) | ID: biblio-1099669

ABSTRACT

En el marco de la emergencia producida por el nuevo Coronavirus, COVID-19, surgido en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei en la República Popular de China en el mes de diciembre del 2019 y declaración oficial de Pandemia el 11 de marzo de 2020 por el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Dra. Carissa Etienne ha solicitado elevar el nivel de preparación de los servicios de salud. Ante este nuevo escenario el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), activado desde enero, ha pasado a una fase en la cual es prioritario orientar esfuerzos a que los servicios de salud de los países en la región de las Américas puedan estar preparados para la respuesta a una trasmisión comunitaria sostenida. En respuesta a estas orientaciones el departamento de sistemas y servicios de salud (HSS), ha definido como lineamiento general responder a la emergencia del COVID-19 a través de las redes de servicios de salud y el enfoque estratégico de Atención Primaria en Salud en los países.


Subject(s)
Humans , Pneumonia, Viral/prevention & control , Primary Health Care/organization & administration , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Coronavirus Infections/epidemiology , Disease Transmission, Infectious/prevention & control , Emergency Operations Center , Pandemics/prevention & control , Betacoronavirus , Americas/epidemiology , Health Personnel/organization & administration , Personal Protective Equipment/supply & distribution , Health Services Research/organization & administration
12.
s.l; s.n; 10 jun. 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS (Americas), BRISA | ID: biblio-1116535

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: En epidemias de enfermedades altamente infecciosas como el COVID-19, de transmisión por vía aérea, a través de gotas expulsadas por la boca, estornudos o tos de la persona infectada, los trabajadores de la salud tienen un riesgo mayor de infección que la población en general, debido a su contacto con fluidos corporales y aerosoles generados por los pacientes4 5. Los contagios al personal de salud reducen la capacidad de respuesta ante la pandemia, una respuesta que ya de por si se ve superada en la mayoría de los países afectados. También existe una importante potencialidad de que el personal de salud disemine la enfermedad contagiando a pacientes6 7 . Se estima que un 40% de los contagios ocurridos en Wuhan fueron de origen hospitalario. La existencia de un porcentaje que podría llegar a ser de hasta un 50%, de portadores asintomáticos con capacidad de contagio9, preocupa al momento de planificar la atención quirúrgica. Se ha publicado una gran cantidad de información acerca de la protección del personal de salud y específicamente la protección del personal de quirófano, y los protocolos de estudio al personal de salud y pacientes, con evidencia de confianza variable y con considerable incertidumbre en los efectos, costos y factibilidad de llevar adelante. METODOLOGÍA: Un equipo multidisciplinario sin conflictos de interés realizó una búsqueda bibliográfica no sistemática, clasificó y analizó la evidencia disponible. Priorizó Revisiones Sistemáticas, Guías de Práctica Clínica basadas en la evidencia y recomendaciones de OMS-OPS y el Ministerio de Salud de Argentina y otros países. RESULTADOS: A la hora de evaluar el uso de elementos de protección personal, el Ministerio de Salud de la Nación Argentina en su documento "Recomendaciones para el uso de EPP"10 establece para el personal de salud (sin hacer distinciones sobre personal de quirófano) el uso de barbijo común o quirúrgico al estar en contacto con un paciente que padece COVID-19 o que sea sospechoso. La Guía de Nación hace mención al uso de barbijo N95 solo en procesos que generen aerosolización. El Ministerio de Salud de Chile recomienda el uso de barbijo quirúrgico o máscara N95 para el personal de salud que se encuentre en contacto con paciente confirmado o sospechoso. Un panel sugiere el uso de N95 en procedimientos que generan aerosoles. El Colegio Americano de cirujanos12 establece consideraciones para el personal de quirófano: Utilizar EPP para cada procedimiento quirúrgico realizado en un paciente con infección confirmada por COVID-19 o un paciente donde hay sospecha de infección. Se debe usar respiradores N95 cuando se realice un procedimiento de generación de aerosoles (por ejemplo, intubación orotraqueal) del paciente infectado o sospechoso de COVID-19. Al abordar las intervenciones físicas existe evidencia indirecta, proveniente de estudios realizados en SARS13 14 en el brote del año 2005 que muestran que el uso de intervenciones físicas como camisolín, barbijo quirúrgico, lavado de manos antes y después de los procedimientos y el contacto con el paciente previenen la diseminación de enfermedades virales en el personal de salud. Al analizar el uso de doble guante no se encontraron estudios comparativos que evaluaran el uso de doble par de guantes versus un sólo par de guantes para disminuir las tasas de infección. Se analizó el riesgo teórico de transferencia de organismos desde el EPP contaminado a las manos después de quitarse los guantes o la ropa contaminados que pueden contribuir a mayor riesgo de infección. Sobre el uso de cobertores de calzado, no hubo estudios que evaluaran las cubiertas de zapatos como parte de la transmisión de COVID-19. Ong15 et al hisoparon calzados de 30 personas que habían salido de la habitación de infectados por COVID-19. Sólo un hisopo dio positivo. Es razonable respaldar el uso de cubiertas para zapatos cuando existe la probabilidad de riesgo por salpicaduras de fluidos que pueden contener patógenos. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES: El uso de intervenciones físicas tales como los métodos de barrera (camisolines, guantes, antiparras y barbijo quirúrgico) asociado con el lavado de manos frecuente, se asocia a reducción de la propagación de enfermedades virales en el personal de salud. Para procedimientos que no generen aerosoles e impliquen la atención de pacientes es apropiado el uso de barbijo tipo quirúrgico. La mascarilla N95 podría ser beneficiosa en el personal que realiza procedimientos que favorecen la aerosolización del virus, tales como traqueostomía, ventilación manual con bolsa de autoinsuflación previo a la intubación o ventilación mecánica no invasiva, y aquellos procedimientos odontológicos (ver Tabla 5: procesos generadores de aerosoles). No existe evidencia que avale el uso de doble par de guantes en la realización de procedimientos en forma independiente del lavado de manos antes y después de cada procedimiento relacionado con el paciente. Se recomienda el uso de cobertores de calzado en áreas que exista riesgo de salpicaduras con fluidos corporales (quirófano, realización de procedimientos, unidades cerradas, shock room). Se recomienda al personal de salud que asiste casos confirmados o sospechosos de Covid-19 y realiza procedimientos generadores de aerosoles utilicen máscaras N95 durante la realización de los mismos. El testeo, previo a una cirugía, del paciente puede ser evaluado en escenarios en los que existe disponibilidad de la determinación, tendiendo en cuenta la etapa de penetración de la enfermedad en la comunidad. Se debe tener en cuenta el testeo de pacientes quirúrgicos de acuerdo a complejidad de cirugía, evitando que el retraso causado por la prueba resulte en daño para el paciente. Se recomienda un entrenamiento periódico y adecuado en el correcto uso de los elementos de protección personal. Esta recomendación se fundamenta en estudios16 17 que han demostrado que un entrenamiento inapropiado o insuficiente en el correcto uso de los EPP se asocia fuertemente con un incremento de la transmisión viral.


Subject(s)
Humans , Respiratory Protective Devices/standards , Surgical Procedures, Operative/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Personal Protective Equipment/standards , Masks/standards , Technology Assessment, Biomedical , Health Evaluation , Cost-Benefit Analysis
16.
Campo Grande; s.n; jun. 2020.
Non-conventional in Portuguese | LILACS (Americas), ColecionaSUS | ID: biblio-1103518

ABSTRACT

Em 29 de dezembro de 2019, um hospital em Wuhan admitiu quatro pessoas com pneumonia e reconheceu que as quatro haviam trabalhado no Mercado Atacadista de Frutos do Mar de Huanan, que vende aves vivas, produtos aquáticos e vários tipos de animais selvagens ao público. O hospital relatou essa ocorrência ao Centro de Controle de Doenças (CDCChina) e os epidemiologistas de campo da China (FETP-China) encontraram pacientes adicionais vinculados ao mercado e, em 30 de dezembro, as autoridades de saúde da província de Hubei notificaram esse cluster ao CDC da China. A partir desse momento uma série de ações foi adotada, culminando com a ativação no dia 22 de janeiro de 2020 do Centro de Operações de Emergência em Saúde Pública (COE- COVID-19), do Ministério da Saúde (MS) coordenado pela Secretaria de Vigilância em Saúde (SVS), com o objetivo de nortear a atuação do MS na resposta à possível emergência de saúde pública, buscando uma atuação coordenada no âmbito do SUS. O Brasil adota a ferramenta de classificação de emergência em três níveis, seguindo a mesma linha utilizada globalmente na preparação e resposta em todo o mundo. Portanto, Secretarias de Saúde dos Municípios, Estados e Governo Federal, bem como serviços de saúde pública ou privada, agências, empresas devem ter o plano nacional como norteador de seus próprios planos de contingência e suas medidas de resposta. Toda medida deve ser proporcional e restrita aos riscos vigentes. Este documento apresenta o Plano de Contingência Estadual para Infecção Humana pelo Coronavírus (COVID-19) para Mato Grosso do Sul, em caso de surto de COVID-19 e define o nível de resposta e a estrutura de comando correspondente a ser configurada, em cada nível de resposta.


Subject(s)
Humans , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Coronavirus Infections/epidemiology , Contingency Plans , Public Health Surveillance/methods , Brazil , Sanitary Control of Airports and Aircrafts , Sanitary Control of Harbors and Crafts , Sanitary Control of Borders
17.
Neuquén; s.n; 7 mayo 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS (Americas), BRISA | ID: biblio-1096695

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: En epidemias de enfermedades altamente infecciosas, como el síndrome respiratorio agudo severo y el COVID-19, los trabajadores de la salud tienen un riesgo mucho mayor de infección que la población en general, debido a su contacto con el cuerpo, fluido y aerosoles generados por los pacientes. Las precauciones de contacto y aerosoles mediante equipos de protección personal (EPP) pueden reducir el riesgo, pero existen ciertas maniobras de elevado riesgo, entre ellas la confección de la traqueostomía. Datos de otros países muestran que aproximadamente un 5% de los pacientes con COVID-19 requerirán internación y de ellos un 14% requerirán estar en una Unidad de Cuidados Intensivos, siendo la necesidad de asistencia respiratoria mecánica de un 12,2% de todos los internados. Los pacientes que no resuelvan su problema respiratorio en las primeras dos semanas y contienen con asistencia respiratoria mecánica, requerirán una traqueostomía. La forma convencional de confección de traqueostomía es por vía quirúrgica, pero en los últimos años se han diseñado sets percutáneos que simplifican el procedimiento, podrían realizarse en la misma sala de terapia intensiva sin necesidad de quirófano y podrían potencialmente acortar los tiempos. En patologías altamente contagiosas como el COVID-19 surge la pregunta si sería conveniente realizar la traqueostomía por ésta vía, dada la potencial reducción en la exposición del personal a la generación de aerosoles a partir de la vía aérea del paciente. METODOLOGÍA: Un equipo multidisciplinario sin conflictos de interés realizó una búsqueda bibliográfica no sistemática, clasificó y analizó la evidencia disponible. Priorizó Revisiones Sistemáticas, Guías de Práctica Clínica basadas en la evidencia y recomendaciones de OMS-OPS y el Ministerio ambas son técnicas seguras con baja incidencia de complicaciones. Ambas técnicas se pueden realizar con éxito en UTI. La TQ puede realizarse en todos los pacientes, mientras que la TPC está restringida por varias contraindicaciones como una anatomía anormal, cirugía previa, coagulopatías o vías aéreas difíciles del paciente o de Salud de Argentina, Canadá, EEUU. RESULTADOS: En la búsqueda bibliográfica se hallaron 4 revisiones sistemáticas, 2 listados de dispositivos esenciales, 10 guías de práctica clínica y guías de procedimiento. No se encontraron revisiones sistemáticas sobre la vía más adecuada para realizar la traqueostomía en pacientes con COVID-19. Cuando se compara la eficacia y seguridad de ambos procedimientos las revisiones sistemáticas concluyen que en comparación con la traqueostomía quirúrgica, la traqueostomía percutánea reduce significativamente la tasa de infección de la herida/estomatitis (evidencia de calidad moderada) y la tasa de cicatrización no favorable (evidencia de baja calidad debido a la imprecisión y a la heterogeneidad). En cuanto a la mortalidad y la tasa de eventos adversos graves, hubo evidencia de muy baja calidad de que existen efectos positivos no significativos para la traqueostomía percutánea. En cuanto a la tasa de hemorragia grave, hubo evidencia de calidad muy baja de que existen efectos positivos no significativos para la traqueostomía percutánea. De las guías de práctica clínica revisadas solo una sugiere el uso de la traqueostomía quirúrgica sobre la percutánea en contexto de riesgo de infección por SARS. el resto no especifica el modo de acceso, sino la experticia del grupo a cargo del procedimiento, el contexto local, priorizando el menor tiempo de exposición y el traslado del paciente fuera de la UTI. RMICO. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES: La traqueotomía en pacientes con enfermedad por coronavirus e insuficiencia respiratoria grave debe ser extremadamente rara. En pacientes con intubación prolongada, la traqueotomía electiva puede retrasarse mucho más allá de la línea de tiempo habitual debido a la baja incidencia esperada de estenosis traqueal. El riesgo de transmisión de la enfermedad a los trabajadores de la salud por traqueotomía debe considerarse en la decisión de realizar el procedimiento. Si se decide realizar una traqueotomía, se deben emplear una serie de consideraciones técnicas para reducir el riesgo. Los cuidados de traqueotomía de rutina (succión, cambio de tubo) generan mucho aerosol. Estos requieren un EPP adecuado basado en el contexto.(AU)


Subject(s)
Humans , Tracheostomy/methods , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Argentina , Technology Assessment, Biomedical , Cost-Benefit Analysis
19.
Neumol. pediátr. (En línea) ; 15(2): 362-368, mayo 2020. ilus
Article in Spanish | LILACS (Americas) | ID: biblio-1099687

ABSTRACT

The SARS-CoV-2 pandemic has spread rapidly throughout the world. Its main transmission mechanisms are through droplets and by contact with contaminated surfaces. At the in-hospital level, the formation of bioaerosols becomes important when carrying out therapeutic and diagnostic procedures, facilitating air transmission. This condition could be associated with the significant number of deceased health officials. Physical distancing, frequent hand washing, and permanent use of a mask are useful tools to control the disease. Among the aerosol-generating procedures (PGAs) are endotracheal intubation, bronchoscopy, open aspiration of secretions, nebulizations, manual ventilation, prone positioning, disconnection of the mechanical ventilator, non-invasive positive pressure ventilation, tracheostomy and cardiopulmonary resuscitation. The correct use of personal protection elements (PPE) and the realization of these in rooms with negative pressure or with frequent air changes considerably reduce the risk of becoming ill.


La pandemia del SARS-CoV-2 se ha diseminado rápidamente por el mundo. Sus principales mecanismos de transmisión son a través de gotitas y por contacto con superficies contaminadas. A nivel intrahospitalario, cobra importancia la formación de bioaerosoles al realizar procedimientos terapéuticos y de diagnóstico facilitando la transmisión aérea. Esta condición podría estar asociada al importante número de funcionarios de la salud fallecidos. El distanciamiento físico, el lavado frecuente de manos y el uso permanente de mascarilla son útiles herramientas para controlar la enfermedad. Dentro de los procedimientos generadores de aerosoles (PGAs) están la intubación endotraqueal, broncoscopía, aspiración abierta de secreciones, nebulizaciones, ventilación manual, posicionamiento en prono, desconección del ventilador mecánico, ventilación no invasiva a presión positiva, traqueostomía y reanimación cardiopulmonar. El uso correcto de los elementos de protección personal (EPP) y la realización de éstos en salas con presión negativa o con recambios frecuentes del aire disminuyen considerablemente el riesgo de enfermar.


Subject(s)
Humans , Therapeutics , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Diagnostic Techniques and Procedures , Pneumonia, Viral/transmission , Specimen Handling/standards , Occupational Exposure/prevention & control , Aerosols , SARS Virus/pathogenicity , Betacoronavirus/pathogenicity
20.
Neumol. pediátr. (En línea) ; 15(2): 308-316, mayo 2020. ilus, tab
Article in Spanish | LILACS (Americas) | ID: biblio-1099522

ABSTRACT

The SARS-CoV-2 pandemic has become a global health problem causing severe human respiratory infections. Countries have had to establish strategies to avoid the collapse of health systems. There has been reports describing that the human-to-human transmission is through droplet spread and contact routes as through hands and contaminated surfaces. Social distancing, personal protective equipment, hand washing often, and surface disinfection play a fundamental role in disease control. Some procedures and situations aerosolize the SARS-CoV-2, so protection measures must be extreme. Hard work is underway to develop and implement a vaccine that would provide immunity to the population, but it will take some time. Preventive measures must incorporate good epidemiological monitoring that guarantees adequate control of cases and contacts in order to isolate them from the rest of the population, whether hospitalized or at home.


La pandemia de SARS-CoV-2 se ha convertido en un problema global de salud provocando infecciones respiratorias severas en humanos. Los países han tenido que establecer estrategias para evitar el colapso de los sistemas sanitarios. Se ha descrito una transmisión de persona a persona facilitada por propagación de gotitas, manos o superficies contaminadas. El distanciamiento físico, los elementos de protección personal, el lavado de manos frecuente y la desinfección de superficies cumplen un rol fundamental en el control de la enfermedad. Algunos procedimientos y situaciones aerosolizan el SARS-CoV-2 por lo que se deben extremar las medidas de protección. Se trabaja arduamente para lograr una vacuna que otorgue inmunidad a la población, pero su desarrollo va a tomar algún tiempo. Las medidas preventivas deben incorporar una buena vigilancia epidemiológica que garantice el control adecuado de los casos y contactos, con el objeto de aislarlos del resto de la población, ya sea hospitalizados o en sus domicilios.


Subject(s)
Humans , Pneumonia, Viral/prevention & control , Coronavirus Infections/prevention & control , Betacoronavirus/pathogenicity , Pneumonia, Viral/transmission , Respiratory Protective Devices , Viral Vaccines , Disinfection , Hand Disinfection , Coronavirus Infections/transmission , Pandemics , Masks
SELECTION OF CITATIONS
SEARCH DETAIL