Your browser doesn't support javascript.
loading
Show: 20 | 50 | 100
Results 1 - 20 de 1.101
Filter
1.
Arch. med ; 21(1): 238-246, 2021/01/03.
Article in Portuguese | LILACS | ID: biblio-1148450

ABSTRACT

Objetivo: analisar relação entre a cobertura pela Estratégia de Saúde da Família e a disponibilidade de respiradores com a taxa de contágio e mortalidade da COVID-19 no Estado de Santa Catarina, Brasil. Materiais e métodos: trata-se de um estudo ecológico, que utiliza modelos computacionais de análise geoespacial sobre o avanço do COVID-19 nos 295 municípios de Santa Catarina. Resultados: o Estado apresentou casos em todos os municípios, e uma taxa de infecção por Covid-19 de 1,63%. No modelo de regressão realizado, a cobertura pela Estratégia de Saúde da Família apresentou correlação com a mortalidade e a taxa de infecção pela Covid-19. A quantidade de respiradores apresentou correlação com a mortalidade. Conclusão: em Santa Catarina a Estratégia de Saúde da Família e a compra de novos respiradores, apresentam-se como aliados no enfrentamento à COVID 19..Au


Objective: to relate the coverage by the FHS and the availability of respirators with the transmission and mortality rate of COVID-19 in the state of Santa Catarina, Brazil. Materials and methods: this is an ecological study, which uses computational models of geospatial analysis on the progress of COVID-19 to the 295 cities in Santa Catarina. The correlation between the FHS coverage and the number of respirators grouped in the mesoregions was calculated with the COVID-19 transmission and mortality rates. Results: the state had low infection rates of 0.07% and mortality of 1.72%, when compared to Brazil. There was an increase in cases in smaller municipalities, indicating the interiorization of the pandemic. There was no correlation between FHS coverage with infection and mortality. However, respirators are associated with lower mortality. Conclusion: regional disparity was found in the presence of respirators in the state's micro-regions, suggesting an imbalance in the quality of care for critically ill patients during the pandemic..Au


Subject(s)
Humans , Ventilators, Mechanical , Coronavirus Infections , Family Health Strategy
2.
Chinese Medical Journal ; (24): 281-291, 2021.
Article in English | WPRIM | ID: wpr-878037

ABSTRACT

BACKGROUND@#Conventional pressure support ventilation (PSP) is triggered and cycled off by pneumatic signals such as flow. Patient-ventilator asynchrony is common during pressure support ventilation, thereby contributing to an increased inspiratory effort. Using diaphragm electrical activity, neurally controlled pressure support (PSN) could hypothetically eliminate the asynchrony and reduce inspiratory effort. The purpose of this study was to compare the differences between PSN and PSP in terms of patient-ventilator synchrony, inspiratory effort, and breathing pattern.@*METHODS@#Eight post-operative patients without respiratory system comorbidity, eight patients with acute respiratory distress syndrome (ARDS) and obvious restrictive acute respiratory failure (ARF), and eight patients with chronic obstructive pulmonary disease (COPD) and mixed restrictive and obstructive ARF were enrolled. Patient-ventilator interactions were analyzed with macro asynchronies (ineffective, double, and auto triggering), micro asynchronies (inspiratory trigger delay, premature, and late cycling), and the total asynchrony index (AI). Inspiratory efforts for triggering and total inspiration were analyzed.@*RESULTS@#Total AI of PSN was consistently lower than that of PSP in COPD (3% vs. 93%, P = 0.012 for 100% support level; 8% vs. 104%, P = 0.012 for 150% support level), ARDS (8% vs. 29%, P = 0.012 for 100% support level; 16% vs. 41%, P = 0.017 for 150% support level), and post-operative patients (21% vs. 35%, P = 0.012 for 100% support level; 15% vs. 50%, P = 0.017 for 150% support level). Improved support levels from 100% to 150% statistically increased total AI during PSP but not during PSN in patients with COPD or ARDS. Patients' inspiratory efforts for triggering and total inspiration were significantly lower during PSN than during PSP in patients with COPD or ARDS under both support levels (P < 0.05). There was no difference in breathing patterns between PSN and PSP.@*CONCLUSIONS@#PSN improves patient-ventilator synchrony and generates a respiratory pattern similar to PSP independently of any level of support in patients with different respiratory system mechanical properties. PSN, which reduces the trigger and total patient's inspiratory effort in patients with COPD or ARDS, might be an alternative mode for PSP.@*TRIAL REGISTRATION@#ClinicalTrials.gov, NCT01979627; https://clinicaltrials.gov/ct2/show/record/NCT01979627.


Subject(s)
Cross-Over Studies , Humans , Prospective Studies , Respiration , Respiration, Artificial , Respiratory System , Ventilators, Mechanical
4.
Clin. biomed. res ; 41(4): 347-353, 20210000. ilus, tab
Article in Portuguese | LILACS | ID: biblio-1349428

ABSTRACT

O objetivo deste estudo é descrever os aspectos técnicos e cuidados a serem observados durante a administração de medicamentos inalatórios contidos em inalador pressurizado (pMDI) em pacientes com doença pulmonar obstrutiva crônica em ventilação não-invasiva (VNI). Trata-se de uma revisão integrativa elaborada em quatro fases: (1) busca na literatura; (2) consulta às sociedades médicas; (3) pesquisaem bulas e monografias dos fármacos inalatórios; e (4) contato com empresas de ventiladores, medicamentos e espaçadores. A busca aos estudos foi conduzida a partir de palavras-chaves e restringida a publicações até 31 de dezembro de 2019, nos idiomas português e inglês. Foram selecionados 9 artigos, sendo 1 estudo primário, 6 estudos de revisão e 2 estudos em modelos experimentais de ventilação. Foram incluídas 2 diretrizes a partir da consulta às sociedades médicas e das 8 empresas contatas, quatro fizeram recomendações quanto à técnica inalatória. Não foram encontradas informações sobre a administração dos fármacos em VNI nas bulas e monografias. Recomenda-se atentar para as medidas que podem aumentar a deposição pulmonar dos fármacos inalatórios, como uso de aerocâmara com pMDI, minimização de escape indesejável de ar, sincronia entre paciente-ventilador, disparo do jato na fase inspiratória e inserção de porta de vazamento na máscara ou circuito. (AU)


The aim of this study is to describe the technical aspects and cautions to be observed during the administration of inhaled medications contained in a pressurized inhaler (pMDI) in patients with chronic obstructive pulmonary disease on noninvasive ventilation. This integrative review consisted of 4 phases: (1) search in the literature; (2) consultation with medical societies; (3) research on package inserts and monographs of inhaled drugs; and (4) contact with ventilator, medication and spacer companies. The search for studies was based on keywords and restricted to articles published until December 31, 2019, written in Portuguese and English. Nine articles were selected, including 1 primary study, 6 review studies and 2 studies on experimental ventilation models. Two guidelines were included from the consultation with medical societies, and of the 8 companies contacted, 4 made recommendations regarding the inhalation technique. No information was found on the administration of noninvasive ventilation drugs in package inserts and monographs. Attention should be given to measures that increase the pulmonary deposition of inhaled drugs, such as the use of an air chamber with pMDI, minimization of undesirable air leakage, patient-ventilator synchronization, jet firing in the inspiratory phase and insertion of a leak port in the mask or circuit. (AU)


Subject(s)
Respiratory Therapy , Ventilators, Mechanical , Pulmonary Disease, Chronic Obstructive/therapy , Noninvasive Ventilation
5.
Article in English | AIM | ID: biblio-1342402

ABSTRACT

The study assessed the Clinicopathological changes of Wistar rats exposed to municipal landfill gaseous particulate emissions. Four groups of Wistar rats were exposed to the different sites of landfill emission with use of filters for filtering landfill gaseous emission while the control group was not exposed. Performance of the animals was evaluated weekly, blood and lung, liver, kidney and heart tissues were taken for haematological and histopatholgical examinations. At the end of six weeks exposure, the peak weight was recorded as 108.96±0.45 of Group B as compared to 126.352±0.88 of the Control Group, as well as the decrease in the body weight of Group A-D compared to the Control Group. There was leucocytosis, lymphocytosis and neutrophilia in the rats that were exposed to landfill emission. There were pulmonary, hepatic, and renal lesions while the heart was spared. Changes were observed on the use of filters for filtering landfill gaseous emission. The 3M 6001 CN Gas Mask Carnister Cartridge which filters 50% of landfill emission together with black polythene nylon restricting external air into the filtered cage was not sufficient to reduce the effect of landfill gaseous emission at the end of the exposure period. The screening with PM2.5 material which filters 100% of PM2.5 emission was only able to screen PM2.5 emission but could not screen other landfill gaseous emission. This indicates that landfill gaseous emission is capable of inducing respiratory problems and tissue damage on dumpsite workers if there is sufficient and continuous exposure to landfill gaseous emissions. To prevent the hazard that may arose from dumpsite activities; gas nose mask respirator is recommended for an individual who works as scavengers and landfill workers before entering the dumpsite environment..


Subject(s)
Humans , Ventilators, Mechanical , Waste Disposal Facilities , Risk Assessment , Clinical Alarms
6.
Article in Chinese | WPRIM | ID: wpr-879281

ABSTRACT

Mechanical ventilation is an importmant life-sustaining treatment for patients with acute respiratory distress syndrome. Its clinical outcomes depend on patients' characteristics of lung recruitment. Estimation of lung recruitment characteristics is valuable for the determination of ventilatory maneurvers and ventilator parameters. There is no easily-used, bedside method to assess lung recruitment characteristics. The present paper proposed a method to estimate lung recruitment characteristics from the static pressure-volume curve of lungs. The method was evaluated by comparing with published experimental data. Results of lung recruitment derived from the presented method were in high agreement with the published data, suggesting that the proposed method is capable to estimate lung recruitment characteristics. Since some advanced ventilators are capable to measure the static pressure-volume curve automatedly, the presented method is potential to be used at bedside, and it is helpful for clinicians to individualize ventilatory manuevers and the correpsonding ventilator parameters.


Subject(s)
Humans , Lung , Positive-Pressure Respiration , Respiration, Artificial , Respiratory Distress Syndrome, Newborn , Ventilators, Mechanical
7.
Cienc. tecnol. salud ; 7(3)26 de noviembre 2020. il 27 c
Article in Spanish | LILACS, LIGCSA, DIGIUSAC | ID: biblio-1348107

ABSTRACT

Desde inicios del 2020, el mundo se ha visto afectado por la COVID-19 causada por el SARS-CoV-2, que en agosto lo padecen más de 31 millones de pacientes, algunos de los cuales presentan el síndrome de distrés respiratorio, que requiere de ventilación mecánica. Por el alto número de contagios, la disponibilidad de ventiladores para el tratamiento es escasa. Se presenta la descripción de un prototipo de un dispositivo de asistencia ventilatoria temporal de lazo cerrado de bajo costo; el AR_CODEX, basado en una bolsa válvula-mascarilla (BVM), que contribuye al mantenimiento ventilatorio mínimo del paciente durante un tiempo corto en casos donde no hay disponibilidad de ventiladores mecánicos. Para esto, se diseñó y construyó un sistema mecánico ajustable que compresiona la bolsa de ventilación, el cual cuenta con sensores de flujo y presión. Además, se elaboró una interfaz gráfica para un adecuado monitoreo del paciente y un sistema de control para variables como volumen, presión máxima, frecuencia respiratoria y relación inspiración: espiración. Por otro lado, existe un problema de sensibilidad en el sensor de flujo debido a varios factores, como la variación del voltaje en los motores. Adicionalmente, la implementación de un lazo cerrado es importante para compensar variaciones aleatorias en el funcionamiento del dispositivo. Es necesario realizar pruebas en animales para evaluar el correcto funcionamiento de AR_CODEX en seres vivos.


In early 2020, the world has been affected from Covid-19 caused by SARS-CoV-2. By August there were more than 31 million patients, some of them suffering from respiratory distress that requires mechanical ventilation. Due to the rise of infection rates there is no ventilator availability for the treatment. In this work we describe a reduced cost closed loop temporal assisted ventilation device prototype, AR_CODEX. It is based on mask valve bag (BVM from its Spanish initials), contributing to the minimum ventilation maintenance for the patient du-ring a short period of time when there is no mechanical ventilation availability. For this purpose an adjustable mechanical system was designed and built to pressurize the ventilation bag that is equipped with flux and pres-sure sensors. Additionally a graphical interface was developed to include adequate monitoring and controlling system for volume, maximum pressure, respiratory frequency and inhalation/exhalation rate. In addition there is a sensibility issue on the flux sensor due to engine voltage variation. A closed loop implementation is important to overcome aleatory variations during the device operation. It is needed to run AR_CODEX device performance test on animals to evaluate prior to use it directly on human patients.


Subject(s)
Humans , Respiration, Artificial/instrumentation , Ventilators, Mechanical/economics , Respiratory Rate , Masks , Low Cost Technology , Equipment and Supplies , Proof of Concept Study , COVID-19
8.
s.l; Organización Panamericana de la Salud; ago. 11, 2020. 32 p.
Non-conventional in Spanish | LILACS | ID: biblio-1117100

ABSTRACT

A la fecha, se reportan 22.450 pacientes (29,4%) en aislamiento domiciliario, 1.669 pacientes (2,2%) se encuentran hospitalizados (1.509 en sala general y 160 en Unidades de Cuidado Intensivo -UCI). Se informan 50.665 casos (66,3%) como recuperados.


Subject(s)
Humans , Pneumonia, Viral/epidemiology , Ventilators, Mechanical/statistics & numerical data , Coronavirus Infections/epidemiology , Pandemics/statistics & numerical data , Betacoronavirus , Hospital Bed Capacity/statistics & numerical data , Intensive Care Units/statistics & numerical data , Panama/epidemiology
9.
Florianópolis; s.n; 24 jul. 2020. 8 p.
Non-conventional in Portuguese | LILACS, ColecionaSUS, CONASS, SES-SC | ID: biblio-1119470

ABSTRACT

Adoção de medidas preventivas e estabelece recomendações para ventilação mecânica, e utilização de ventiladores pulmonares no SAMU. No serviço há modelos diversos de ventiladores pulmonares, para utilização nos pacientes que necessitam de suporte ventilatório durante os atendimentos e/ou transportes, inclusive pacientes suspeitos ou confirmados para COVID-19.


Subject(s)
Humans , Male , Female , Pneumonia, Viral/therapy , Respiration, Artificial/standards , Ventilators, Mechanical , Coronavirus Infections/therapy , Emergency Medical Services , Equipment and Supplies Utilization/standards
12.
Washington; Organización Panamericana de la Salud; jun. 23, 2020. 3 p.
Non-conventional in English, Spanish, Portuguese | LILACS | ID: biblio-1100598

ABSTRACT

Un estudio reciente (1) informó que la ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente y dos publicaciones preimpresas (2,3) sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la ivermectina para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica. Sin embargo, ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente y uno de ellos (3) fue retirado posteriormente.


A recent study reported that ivermectin was successfully used in vitro for the treatment of SARS-CoV-2 in experimentally infected cells, and two preprint publications reported observational clinical studies on the apparent utility of ivermectin to treat patients with COVID-19 needing mechanical ventilation. However, none of these studies was peer-reviewed nor formally published and one study was later retracted. The Pan American Health Organization (PAHO) compiled an evidence database of potential COVID-19 therapeutics for which a rapid review was conducted of all COVID-19 in vitro (lab) and in vivo (clinical) human studies published from January to May 2020. The review concluded that the studies on ivermectin were found to have a high risk of bias, very low certainty of the evidence, and that the existing evidence is insufficient to draw a conclusion on benefits and harms. Though the effectiveness of ivermectin is currently being evaluated in various randomized clinical trials, the World Health Organization (WHO) excluded ivermectin from its co-sponsored Solidarity Trial for COVID-19 treatments, a global effort to find an effective treatment for COVID-19. The Mectizan® (ivermectin) Expert Committee Statement on Potential Efficacy of Ivermectin on COVID-19 emphasized that the laboratory results showing efficacy of ivermectin to reduce viral loads in laboratory cultures, at dosage levels far beyond those approved by the FDA for treatment of parasitic diseases in humans, are not sufficient to indicate that ivermectin will be of clinical benefit to reduce viral loads in COVID-19 patients. Chaccour et al. caution against using in vitro findings as more than a qualitative indicator of potential efficacy and emphasize that "due diligence and regulatory review are needed before testing ivermectin in COVID-19.


Um estudo recente informou que a ivermectina foi usada com êxito, in vitro, para o tratamento do vírus SARS-CoV-2 em células infectadas experimentalmente. Duas publicações preprint sobre estudos clínicos observacionais relataram aparente utilidade da ivermectina no tratamento de pacientes com COVID-19, em ventilação mecânica. Nenhum desses estudos teve revisão por pares, nem foi publicado formalmente, e um deles se retratou depois. A Organização Pan-Americana da Saúde (OPAS) compilou um banco de dados de evidências sobre potenciais tratamentos para COVID-19, e fez uma revisão rápida de todos os estudos realizados em humanos, in vitro (laboratórios) ou in vivo (clínicos), publicados de janeiro a maio de 2020. A revisão concluiu que os estudos sobre ivermectina tinham um alto risco de viés, muito pouca certeza de evidências, e as evidências existentes eram insuficientes para se chegar a uma conclusão sobre benefícios e danos. Apesar da efetividade da ivermectina estar sendo avaliada atualmente em diversos ensaios clínicos randomizados, deve-se enfatizar que a Organização Mundial da Saúde (OMS) excluiu a ivermectina de seu ensaio "Solidarity Trial" para tratamentos da COVID-19, uma iniciativa co-patrocinada, para encontrar um tratamento efetivo para COVID-19.


Subject(s)
Humans , Pneumonia, Viral/prevention & control , Ivermectin/administration & dosage , Ivermectin/adverse effects , Ivermectin/therapeutic use , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/drug therapy , Betacoronavirus/drug effects , Ventilators, Mechanical , Treatment Outcome , Evidence-Based Medicine
15.
s.l; IETSI; 4 mayo 2020. ilus, tab.
Non-conventional in Spanish | LILACS, BRISA | ID: biblio-1096646

ABSTRACT

GENERALIDADES: Existen dos tipos principales de dispositivos usados para prevenir la inhalación de partículas infecciosas en los ambientes hospitalarios: las mascarillas quirúrgicas (llamadas también mascarillas médicas) y los respiradores. Ambos dispositivos de protección difieren por el tipo de ajuste y el tamaño de las partículas que son capaces de filtrar. La mascarilla quirúrgica es un dispositivo de protección personal que cubre la boca, nariz y mentón, aunque su diseño no permite un ajuste preciso a la cara. La mascarilla quirúrgica constituye una barrera que limita el pasaje de un agente infeccioso entre el personal de salud y el paciente. Específicamente, las mascarillas quirúrgicas son usadas para impedir la transmisión de las bacterias y los virus respiratorios que se diseminan por gotas, las cuales viajan distancias cortas y son transferidas por la tos y estornudos. Las utilizan tanto el personal de salud como los pacientes. En el primero, previenen que le lleguen grandes gotas respiratorias o salpicaduras a la boca o nariz del profesional de salud, y en el segundo caso, en los pacientes, estas mascarillas ayudan a reducir o controlar la propagación de grandes gotas respiratorias que el usuario produce ("CDC - Use of Respirators and Surgical Masks for Protection Against Healthcare Hazards - HSPS - NIOSH Workplace Safety and Health Topic" 2018). MÉTODOS: Se llevó a cabo una búsqueda sistemática rápida de la literatura con respecto a la eficacia de las mascarillas quirúrgicas en comparacion con los respiradores para prevenir la infeccion por COVID-19 en el personal de la salud. Para ello se ingresó a las principales bases de datos (PubMed, EMBASE, Scopus, Web of Science, Cochrane). Asimismo, debido a que el COVID-19 es una enfermedad de reciente aparición y la generación nueva evidencia sucede en tiempo real, se revisó en la base de datos de medRxiv, para identificar artículos científicos que estuviesen en proceso de publicación. Adicionalmente, se revisó la plataforma web ClinicalTrials.Gov para identificar estudios en curso. Finalmente, se realizó una búsqueda de reportes, comunicaciones y noticias en las páginas de Google y Twitter. RESULTADOS: Se identificó una revision sistemática (RS) con meta-análisis (MA), un reporte de caso y cuatro guías que correspondieron al objetivo del presente reporte breve. CONCLUSIONES: La evidencia presentada en el presente reporte breve sugiere en general que las mascarillas quirúrgicas o médicas no son inferiores a los respiradores (N95, FFP2 o certificaciones equivalentes) para proteger al personal de salud contra diferentes infecciones respiratorias virales durante la atención sanitaria de rutina donde no se realizan procedimientos que generan aerosoles. La evidencia es indirecta en su mayor parte puesto que se refiere a varios tipos de virus, aunque sí incluyen varios tipos de coronavirus pero no el SARS-Cov-2. Sin embargo, la escasa evidencia directa para el SARS-Cov-2, aunque de bajo rigor metodológico, muestra resultados consistentes con los de la evidencia indirecta, con lo que se apoya la no inferioridad de las mascarillas quirúrgicas en comparación con los respiradores en prevenir infección. Futuros estudios con metodología robusta permitirán tener evidencia de mayor calidad específicamente para SARS-Cov-2.


Subject(s)
Respiratory Protective Devices/standards , Ventilators, Mechanical/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Technology Assessment, Biomedical , Cost-Benefit Analysis
16.
s.l; IETSI; 11 mayo 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS, BRISA | ID: biblio-1096648

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: El COVID-19 es una enfermedad nueva causada por el virus SARS-CoV-2. Hasta la fecha, la evidencia indica que las principales vías de transmisión del COVID-19 son: 1) de persona a persona a través de gotas respiratorias entre 5 a 10 micrómetros de diámetro (transmisión directa) que son expulsados por una persona infectada al toser o estornudar, las cuales pueden entrar por la boca, nariz, ojos y posiblemente a través de la inhalación en personas que se encuentran a menos de dos metros de distancia; 2) por contacto de superficies contaminadas (transmisión indirecta) por una persona infectada (OMS 2020; CDC 2020a). A la fecha, se describe también la transmisión por la vía área del SARS-CoV-2, la cual ocurre a través de aerosoles, los cuales contienen núcleos de gotas de menos de 5 micrómetros de diámetro. La transmisión a través de aerosoles es particularmente relevante durante los procedimientos generadores de aerosoles (PGA)1. De esta manera, al realizar un PGA, los aerosoles pueden permanecer suspendidos en el aire por un período prolongado de tiempo y desplazarse a más de un metro de distancia (OMS 2020; CDC 2020a). Este tipo de transmisión del SARS-CoV-2 por vía aérea en un contexto diferente al que ocurre durante los PGA es aún incierto y solo ha sido observado en simulaciones que no reflejan condiciones clínicas reales (OMS 2020). Por ello, al momento, la transmisión aérea del SARS-CoV-2 solo cobra relevancia dentro de contextos hospitalarios donde se realizan los PGA. MÉTODOS: Se realizó una búsqueda manual de guías de práctica clínica cuyo objetivo fuese la prevención y control del manejo de la COVID-19 en trabajadores de salud a través de protección respiratoria realizadas por entidades de salud internacionales y gobiernos alrededor del mundo, tales como la organización Mundial de la Salud (OMS, WHO por sus siglas en inglés), los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y guías oficiales utilizadas en otros países como Canadá, Reino Unido y Australia. Además, se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica sistemática rápida de la literatura con respecto al uso de los respiradores elastoméricos para protección contra la COVID-19. Para ello se ingresó a las principales bases de datos, a través de los motores de búsqueda de PubMed, Cochrane Library y Google Scholar. Asimismo, se amplió la búsqueda de manera manual revisando el listado de referencias bibliográficas de guías o estudios previamente identificados. Por último, debido a que la COVID-19 es una enfermedad de reciente aparición y la generación de nueva evidencia sucede en tiempo real, se revisó en la base de datos de medRxiv para identificar artículos científicos que estuviesen en proceso de publicación. RESULTADOS: Guías de práctica clínica (GPC. Otros documentos con respecto al uso de los respiradores elastoméricos en el contexto COVID-19. CONCLUSIÓN: Ante la escasez global de dispositivos de protección respiratoria, entidades de salud internacionales (por ejemplo, OMS, CDC) recomiendan que el uso de respiradores convencionales (N95, FPP2, FPP3, o equivalentes) se reserve para el personal de salud expuesto a los procedimientos generadores de aerosoles (PGA), los cuales representan alto riesgo de transmisión aérea del SARS-Cov-2. Cuando la escasez de este tipo de respiradores convencionales es crítica, varias agencias internacionales han aceptado el uso de respiradores elastoméricos de media cara (REMC), recomendando que su uso se restrinja a las mismas situaciones clínicas donde se indican los respiradores convencionales. De hecho, la información expuesta en el presente reporte sugiere que los REMC son de equivalente o superior nivel de eficacia que los respiradores convencionales para proteger al personal de salud que lo usa en el contexto de PGA en pacientes COVID-19. Es menester tener en cuenta que los REMC tienen una válvula inhalatoria con filtro que protege al usuario (personal de salud) de la infección por el SARS-Cov-2; y tiene una válvula exhalatoria sin filtro, lo que representa un potencial riesgo de contagio para las personas, o riesgo de contaminación de las superficies, que se encuentran alrededor, en caso el usuario del REMC esté infectado. Por ello, se recomienda que la implementación de los REMC debe realizarse con una adecuada educación y entrenamiento del personal de salud, así como también con un adecuado protocolo de limpieza, desinfección y almacenamiento para evitar el riesgo de contaminación. Asimismo, se recomienda que el uso de REMC debe restringirse al personal de salud involucrado en áreas hospitalarias donde se realicen PGA de pacientes confirmados de COVID-19 y donde los otros profesionales de salud presentes estén debidamente protegidos con EPP. Si se toma en cuenta estos aspectos, el REMC representa una alternativa razonable en el contexto de escasez crítica de respiradores convencionales.


Subject(s)
Humans , Respiratory Protective Devices , Ventilators, Mechanical , Coronavirus Infections/therapy , Technology Assessment, Biomedical , Cost-Benefit Analysis
17.
s.l; IETSI; 21 abr. 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS, BRISA | ID: biblio-1096345

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: Desde el 15 de marzo del 2020 se ha declarado el estado de emergencia nacional en el territorio peruano a causa de la pandemia de COVID-19. Por este motivo, el Estado Peruano viene adoptando diversas medidas sanitarias con el fin de proteger la salud de la población peruana, contener la progresión de la enfermedad y salvaguardar la salud y el bienestar de los profesionales de la salud que actualmente se encuentran laborando en los diversos centros de atención sanitaria para la COVID-19. En publicaciones recientes, la Organización Mundial de la Salud recomienda enfáticamente el uso de equipos de protección personal (EPP) por los profesionales de la salud para protegerse de la transmisión del virus SARS-CoV-2 (causante del COVID19) en los establecimientos de salud. En ese contexto, la OMS recomienda que el EPP se encuentre conformado por: máscaras o escudos faciales, lentes protectores, mandilones, mascarillas quirúrgicas (también llamadas médicas) y para la realización de ciertos procedimientos médicos, respiradores faciales(CDC 2020b). En relación a los respiradores, la OMS recomienda que el uso de estos dispositivos se encuentre limitado a los profesionales de la salud que provean atención directa a los pacientes con COVID-19 y que además realicen procedimientos generadores de aerosol. De este modo, los respiradores recomendados son "N95" (según la certificación americana NIOSH) y "FPP2" (según la certificación europea EN 149:2001) con buena transpirabilidad con diseño que no colapsa contra la boca (por ejemplo, pato, en forma de copa)(CDC 2020a). Por otro lado, el "European Centre for Disease Prevention and Control" ha emitido el reporte técnico "Infection prevention and control and preparedness for COVID-19 in healthcare settings". Este documento técnico recomienda que los profesionales de la salud que realicen la toma de muestra (hisopados nasales o nasofaríngeos), así como los profesionales que realicen procedimientos generadores de aerosol utilicen un respirador FFP2 o FFP3 de acuerdo con la disponibilidad (ECDC 2020). ESTÁNDARES INTERNACIONALES PARA RESPIRADORES: Estándar americano para los respiradores: De acuerdo con la Food and Drug Administration (FDA), los respiradores N95 son dispositivos de protección respiratoria diseñados para lograr un ajuste facial y una filtración eficiente de partículas. Estos dispositivos protegen al usuario de partículas contaminantes suspendidas en el aire, como aerosoles, humo o polvo, así como de líquidos (OMS 2020). La denominación N95 denota dos cosas. La primera de ellas es que, durante las pruebas realizadas por los fabricantes, estos respiradores pueden bloquear al menos 95% de partículas muy pequeñas (tamaño promedio de 0.3 micras). En segundo lugar, estos respiradores no son resistentes a aceites (U.S. FDA 2020b). Estándar europeo para respiradores: En Europa, el marcado "CE" es la conformidad europea de que un producto cumple los requisitos mínimos legales y técnicos. Cuando se trata de respiradores, el marcado CE garantiza que todo lo impreso en dicho respirador sea auténtico. La norma que certifica la eficiencia de los respiradores es la EN 149:2001. Esta norma europea especifica los requisitos mínimos que deben cumplir las máscaras filtrantes empleadas como dispositivos de protección respiratoria contra partículas. También incluye los ensayos de laboratorio para la evaluación de la conformidad con los requisitos. Asimismo, de acuerdo con la Recomendación (UE) 2020/403 de la comisión del 13 de marzo del 2020 relativa a la evaluación de la conformidad y los procedimientos de vigilancia del mercado en el contexto de la amenaza que representa el COVID-19, en el numeral 3.10 "Protección contra sustancias y mezclas que son peligrosas para la salud y contra agentes biológicos nocivos", se señala que la hermeticidad de la pieza facial, la pérdida de presión en la inspiración y, en el caso de dispositivos filtrantes, la capacidad de depuración, deberán mantener la penetración de contaminantes procedentes de una atmósfera contaminada lo suficientemente baja para que no afecte a la salud o la higiene del usuario. Contexto actual de los respiradores en el Perú: Vale mencionar que dada la situación de emergencia en la que se encuentra el país, la demanda de los respiradores recomendados por la OMS (N95 o FFP2/3) se ha incrementado de una manera que la oferta comercial no consigue compensar del todo. Por este motivo, la institución tiene la necesidad de conocer cuáles son los respiradores con prestaciones clínicas equivalentes a los estándares N95 o FFP2/FFP3. Esto con el fin de realizar las adquisiciones necesarias y asegurar la protección del personal de salud contra la infección por el SARS-CoV-2. De este modo, se ha comisionado la realización de una revisión acerca de los respiradores comercialmente disponibles en el mercado internacional, para conocer cuáles de ellos certifican prestaciones similares a las de los respiradores N95 y FFP2/3. Estándar Brasilero para respiradores En Brasil se toma en cuenta la Norma ABNT NBR 13698:2011 la cual especifica los estándares técnicos con los que un respirador usado como equipo de protección respiratorio de tipo purificador de aire no motorizado debe contar (ABNT 2011). En esta norma los respiradores llevan la nomenclatura "PFF" por las siglas en portugués (peÒ«a semifacial filtrante), la cual es una pieza facial constituida parcial o totalmente por material filtrante que cubre, nariz boca y quijada. ANÁLISIS: De acuerdo con el Ministerio de Trabajo y Economía Social de España, las normas técnicas referenciadas para cada respirador especifican una serie de propiedades físicas y prestaciones que son certificadas por distintos organismo de acuerdo al país de origen(INSST 2020) . De éstas, las características más importantes son el porcentaje de filtración de las partículas suspendidas en el aire (eficiencia de filtración) además del porcentaje de fuga hacia adentro (cantidad de partículas que podrían filtrarse al interior del respirador). De esta manera, como se puede apreciar en la Tabla N° 2, las certificaciones acreditadas por KN95 (China), P2 (Australia), Korea 1st Class (Korea), DS (Japón) y PFF2 (Brasil) proveen porcentajes de filtración de partículas similares a los ofrecidos en las certificaciones N95 y FFP2 (94 y 95%), adicionalmente poseen porcentajes de fuga al interior menores a 8% (igual que lo reportado por la N95). Además, se puede apreciar que, para realizar la estimación de la eficiencia de filtrado de partículas, todas las alternativas presentadas en la Tabla N° 2 fueron testeadas en los laboratorios utilizando suspensiones de sal (NaCl). Por otro lado, también es importante recalcar que el ajuste hermético del respirador a la cara es un factor que juega un papel muy importante para garantizar la eficiencia de filtrado y es la principal diferencia entre los respiradores y mascarillas quirúrgicas. De acuerdo con lo reportado por los fabricantes, los estándares de certificación de los respiradores N95 hacen que no sea necesario realizar una prueba de ajuste a la cara, no obstante, los respiradores KN95 necesitan, previo a ser usados, de una prueba de ajuste para comprobar el sellado hermético a la piel. CONCLUSIONES. De acuerdo con lo reportado por los fabricantes, se puede concluir que los respiradores con certificación KN95, P2, Korea 1st Class, DS y PFF2 son alternativas aceptables para uso por los profesionales de la salud cuando no se disponga de los respiradores N95 (Estados Unidos) o FFP2 (Europa). De manera similar, se puede concluir que el respirador europeo FFP3 (Europa) también se considera una alternativa óptima a los respiradores N95 puesto que presenta un porcentaje superior de filtración (99%) y un porcentaje de fuga al interior <2%.


Subject(s)
Ventilators, Mechanical/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Technology Assessment, Biomedical , Cost-Benefit Analysis
18.
s.l; IETSI; abr. 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS, BRISA | ID: biblio-1096585

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: Existe una pandemia actual causada por un Coronavirus similar a previos virus epidémicos como los coronavirus respiratorios del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV) y del Coronavirus del Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV). Esto llevo a que la OMS declarara una emergencia de salud pública internacional y luego a una situación de pandemia. Como parte de la respuesta global a esta pandemia, varias organización como el Centro para el Control y Prevención de enfermedades de los Estados Unidos (CDC) han elaborado guias sobre como controlar esta enfermedad en entornos sanitarios. Para esto se basan en la experiencia adquirida con la epidemia tanto de los coronovarius SARS como de MERS. Los pacientes infectados parecen ser preferentemente mayores de 15 años, habiendo muy pocos infectados en niños en un análisis hecho de pacientes en China (solo 0.9% de los casos). La mayoría fueron hombres (58.1%). La mediana del periodo de incubación fue 7 días (rango intercuartil de 2 a 7). Los síntomas más comunes son fiebre (88,7%), y tos (67.8%). Aproximadamente 5% de los pacientes requieren unidades de cuidados intensivos (UCIs), y 1.4% murieron, siendo esta edad dependiente. Se sabe que el coronavirus SARS-1puede ser transmitido eficientemente en entornos sanitarios si los pacientes con este virus no son reconocidos inmediatamente, y las medidas de control no son aplicadas. Las medidas básicas de control son efectivas en prevenir la transmisión de SARS1 en entornos sanitarios. Dentro de las actividades prioritarias esta reforzar las prácticas de control de infecciones entre el personal de salud, desarrollar planes para tomar las precauciones necesarias en facilidades hospitalarias, y la detección temprana y aislamiento de los pacientes que podrían estar infectados con el coronavirus. En tal sentido, el objetivo de esta revisión rápida es generar evidencia a partir de la guias de control de infecciones publicada que evalúe los mecanismos de la transmisión de agentes infecciosos respiratorios en entornos sanitarios, y las medidas de precaucione neesarias, con énfasis en el aislamiento de los pacientes. MÉTODOS: Se realizó una revisión narrativa de las principales guías de control de infecciones relacionadas al Coronavirus SARS-1 (SARS-Cov-1) y al Coronavirus SARS-2 (SARS-Cov-2). Estas incluyeron principalmente los documentos del Centro para el Control y Prevención de enfermedades de los Estados Unidos (CDC) sobre aislamiento (7,8). Asimismo para la sección de estándares para las salas de aislamiento se revisaron los documentos pertinentes incluyendo la guías para diseño y construcción de hospitales del Facility Guidelines Institute de los Estados Unidos, que es la guía usada por el gobierno federal y gobiernos estatales de los Estados Unidos, asi como el Texto de Control de Infecciones y Epidemiologia de la Asociacion de profesionales en Control de Infecciones. Ademas esta revision esta suplementada con la ultima información sobre las características de trasnmision estudiadas en el nuevo SARS-Cov-2, como la publicada recientemente en el new England Journal of Medicine. RESULTADOS: Las opciones de hospitalización incluyen habitaciones individuales, habitaciones dobles, y habitaciones de camas múltiples. De estas, las habitaciones individuales siempre están indicadas para pacientes en Precauciones de Transmisión aérea, y son las habitaciones preferidas para Precauciones de Gotas aéreas, aunque en caso de falta de camas se pueden colocar a los pacientes en cohortes. Esta es la práctica de agrupar juntos a los pacientes infectados con el mismo organismo, y prevenir su contacto con otros pacientes no infectados. Es preferible no colocar pacientes severamente inmunocomprometidos dentro de las cohortes. Cohortes han sido usadas extensivamente para manejar brotes respiratorios como SARS. Colocar personal de salud en cohortes para cuidar un solo tipo de pacientes infectados, parece limitar la transmisión del agente, aunque es difícil de lograr cuando hay escasez de personal. Dentro de las precauciones generales para pacientes sospechosos o confirmados con agentes infecciosos, el CDC recomienda en general: - Precauciones Estandar que implican a) Higiene de Manos, b) Uso de equipo de protección personal dependiendo de las actividades a realizar, c) Prácticas seguras de Endovenosos, y d) Etiqueta/Higiene Respiratorio. - Limpieza y desinfección de todas las aéreas de pacientes es importante para superficies que se tocan, especialmente aquellas cercanas al paciente (agarraderas, cómodas, manijas, lavatorios, superficies y equipos). Desinfectantes o detergentes aprobados son la mejor manera de mantener la limpieza de las habitaciones. - Textiles sucios, incluido ropa de cama, toallas, y ropa de los pacientes pueden estar contaminas. Aunque la probabilidad de transmisión es baja, deben ser manejadas, transportadas y lavadas de manera segura. Medidas principales incluyen: a) No sacudir o manipular los textiles de manera que aerosolizen los agentes, b) Evitar contacto de los textiles con el cuerpo o la ropa de la persona encargada, c) Colocar los textiles en una bolsa de lavandería o contenedor designado. Mantenerlos cerrados para minimizar la dispersión de aerosoles.


Subject(s)
Humans , Respiratory Protective Devices/standards , Ventilators, Mechanical/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Eye Protective Devices/standards , Technology Assessment, Biomedical , Cost Efficiency Analysis
19.
s.l; IETSI; 27 mar. 2020.
Non-conventional in Spanish | LILACS, BRISA | ID: biblio-1095870

ABSTRACT

INTRODUCCIÓN: De acuerdo con la Food and Drug Administration (FDA), los respiradores N95, son dispositivos de protección respiratoria diseñados para lograr un ajuste facial y una filtración eficiente de partículas. Estos dispositivos protegen al usuario de partículas contaminantes suspendidas en el aire, como aerosoles, humo o polvo, así como de líquidos. En general, los respiradores N95 tienen una gama amplia de uso que incluye el campo de la construcción, el campo hospitalario, entre otros campos industriales. La denominaión N95 denota dos cosas. La primera de ellas es que, durante las pruebas realizadas por los fabricantes, estos respiradores pueden bloquear al menos 95% de partículas muy pequeñas (tamaño promedio de 0.3 micras). En segundo lugar, estos respiradores no son resistentes a aceites (FDA 2020b). El organismo competente para otorgar una certificación N95 es el National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) el cual forma parte de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Por otro lado, dado que un subgrupo de respiradores N95 son diseñados específicamente para el uso en ambientes hospitalarios para proteger tanto al paciente como al profesional de la salud de la transferencia de microorganismos, fluidos corporales y material particulado, la aprobación para comercialización de estos respiradores N95 destinados al uso médico es competencia de la FDA. Esta entidad gubernamental de los Estados Unidos puede autorizar incluso la venta (dentro del territorio americano) de respiradores N95 por fuera de su tiempo de caducidad siempre que hayan sido previamente evaluados y cumplan con las condiciones de almacenamiento requeridas (CDC 2020c). De este modo, los respiradores N95 de uso sanitario son considerados como dispositivos médicos que forman parte del arsenal de equipos de protección personal (EPP) recomendados por distintos organismos internacionales (OMS, CDC, FDA) para protección respiratoria en ambientes hospitalarios (CDC 2020b). Estos dispositivos, en conjunto con otras medidas de prevención, ayudan a reducir el riesgo de infección por agentes biológicos adquiridos por vía respiratoria, como bacterias (Mycobacterium tuberculosis, Legionella) o virus (del sarampión, influenza, Severe Acute Respiratory Syndrome-SARS, entre otros) (Balazy et al. 2006; Cascella et al. 2020). METODOLOGÍA Se realizó una búsqueda bibliográfica que tuvo el objetivo recabar publicaciones científicas y académicas pertinentes al uso prolongado y la reutilización de los respiradores N95. Para ello se buscó sistemáticamente en las principales bases de datos, tales como MEDLINE vía PubMed y en Cochrane Library. Así mismo, se realizó una búsqueda manual en las páginas web de grupos dedicados a la investigación y educación en salud, tales como la World Health Organization (WHO) y Centers for Disease Control and Prevention (CDC), Food and Drug administration (FDA) y NIOSH. Finalmente, se buscaron estudios adicionales que pudiesen haber escapado a las búsquedas sistemáticas con una estrategia de "bola de nieve" mediante la revisión de las listas de referencias de los estudios primarios y revisiones narrativas seleccionadas que sean de relevancia. ANALISIS: Este reporte breve de la literatura ha condensado tanto guías de práctica clínica, evaluaciones de tecnologías sanitarias, así como revisiones narrativas concernientes al uso prolongado y reutilización de los respiradores N95 en el contexto de una pandemia que ha afectado de manera grande los suministros de dichos dispositivos médicos. Este documento busca responder si las estrategias de uso prolongado y reutilización de respiradores N95 tienen un adecuado perfil de seguridad, es decir, que sean estrategias que no incrementen el riesgo de transmisión o infección por virus respiratorios. De la literatura revisada se conoce que las estrategias de uso prolongado y reutilización limitada ya han sido implementadas anteriormente en otros países durante epidemias pasadas ocasionadas por virus respiratorios. En ese sentido, estas prácticas no son ajenas al contexto en el que se encuentran diversos países a causa del COVID-19. La CDC recomienda que ante la escasez de respiradores N95 se considere implementar las estrategias de uso prolongado y re-utilización de dichos dispositivos médicos y que es facultad de cada establecimiento de salud la toma de decisiones respecto a cuál estrategia es más factible de ser implementada. A través del NIOSH, la CDC describe una miríada de medidas preventivas conjuntas que se deben aplicar una vez que se ha decidido implementar las estrategias de uso prolongado o reutilización o ambas. Esto con el objetivo de disminuir al máximo los riesgos de transmisión y auto-inoculación que devienen del contacto con la superficie de un respirador N95 potencialmente contaminado. Dentro de las medidas preventivas más relevantes se encuentran el desechar inmediatamente los respiradores que se encuentren visiblemente dañados o contaminados y lavarse las manos con agua corriente y jabón antes y después de manipular los respiradores. APIC por su parte emite recomendaciones en consonancia con lo expresado por CDC, pero precisa que, entre las dos estrategias, se prefiere el uso extendido por sobre la re-utilización debido a que la primera condiciona una menor manipulación del respirador y por consiguiente conferiría un menor riesgo de transmisión o auto-inoculación. Sin embargo, de tener que reutilizar el respirador, entonces precisa recomendaciones para ello. La evaluación de tecnología sanitaria desarrollado por CADTH revisa y evalúa la evidencia entorno a la seguridad del uso y reutilización de respiradores N95, encontrando evidencia limitada. No obstante, los autores de esta ETS presentan los resultados de un estudio y tres guías de practica clínica que señalan que las prácticas de uso y reutilización de respiradores pueden emplearse en situaciones de escasez de estos dispositivos limitando su reutilización a un máximo de cinco veces consecutivas. La revisión narrativa de la literatura no solo revisa las recomendaciones existentes acerca del uso prolongado y reutilización limitada de los respiradores N95, sino que realiza una revisión y análisis de la literatura publicada para evaluar dichas estrategias desde la perspectiva de cuatro factores que se cree que pueden influenciar el riesgo de transmisión o contagio de patógenos infecciosos durante el uso prolongado o la re-utilización prolongada. Es importante señalar que, al momento, ninguna guía ni estudio ha podido precisar por cuánto tiempo se pueden utilizar prolongadamente los respiradores ni cuántas reutilizaciones se pueden realizar para un mismo respirador. No obstante, la evidencia contenida en los estudios incluidos parece señalar que los profesionales de la salud pueden tolerar largos periodos de tiempo (en promedio 5.8 a 6.6. horas) con los respiradores puesto y que, de necesitarse la reutilización, un margen seguro que garantice que no disminuya la funcionalidad protectora del respirador es de 5 reutilizaciones. CONCLUSIONES Actualmente, existe una escasez de EPP como los respiradores N95 en el mercado nacional e internacional. De este modo, surge la necesidad de evaluar estrategias basadas en evidencia y en experiencia que puedan contribuir a preservar los suministros de estos dispositivos médicos necesarios para la protección de los profesionales de la salud en medio de la pandemia del COVID-19. En primer lugar, se ha observado que tanto la estrategia de uso prolongado como la de reutilización limitada de los respiradores tienen un mínimo riesgo de contagio o transmisión de agentes patógenos a los profesionales de la salud. Por otro lado, de la literatura revisada se puede concluir que es preferible el uso prolongado de los respiradores N95 por sobre la re-utilización limitada para minimizar la manipulación del respirador y en consecuencia reducir al mínimo los riesgos de transmisión y auto-inoculación. En condiciones de desabastecimiento, cuando sea necesario prolongar la vida útil de los respiradores N95 ya distribuidos entre los profesionales de la salud, se puede optar por la re-utilización limitando esta a un máximo de cinco veces por respirador y haciendo énfasis en la implementación de otras medidas preventivas como una adecuada higiene de manos antes y después de la manipulación del respirador, el correcto almacenaje en contenedores limpios y transpirables, y el uso de escudos faciales.


Subject(s)
Humans , Ventilators, Mechanical/standards , Equipment Reuse/standards , Coronavirus Infections/prevention & control , Coronavirus Infections/transmission , Peru , Technology Assessment, Biomedical
SELECTION OF CITATIONS
SEARCH DETAIL