Your browser doesn't support javascript.
Mostrar: 20 | 50 | 100
Resultados 1 - 20 de 5.817
Filtrar
1.
Lima; Perú. Ministerio de Salud; 20200800. 184 p. ilus, tab.
Monografia em Espanhol | LILACS (Américas), LIPECS | ID: biblio-1117777

RESUMO

El documento Política Nacional Multisectorial de Salud al 2030, contiene los antecedentes, la base legal en la cual se sustenta, la metodología seguida, diagnóstico, los objetivos, provisión de servicios y estándares, para culminar en el seguimiento y la evaluación.


Assuntos
Peru , Política , Padrões de Referência , Saúde , Diagnóstico , Metodologia
3.
s.l; IETSI; mayo 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1100094

RESUMO

GENERALIDADES: Objetivo y población de las recomendaciones clínicas: Objetivos de las recomendaciones clínicas: Brindar recomendaciones para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. Ámbito a la cual se aplicarán recomendaciones clínicas: Ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. Usuarios y ámbito de las recomendaciones clínicas: Usuarios de las recomendaciones: Estas recomendaciones están dirigidas a gerentes o directores de los establecimientos de salud, líderes de equipo de trabajo de salud y personal encargado de la limpieza y desinfección de ambientes, para prevenir problemas de infección por COVID-19. Ámbito de las recomendaciones clínicas: El presente documento es de aplicación en las IPRESS de las Redes Asistenciales, Redes Prestacionales y en los Órganos Prestadores Nacionales de EsSalud a nivel nacional. MÉTODOS: 1. Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios: El 22 de abril de 2020 se buscaron pautas, protocolos de manejo, y documentos técnicos que aborden procedimientos a seguir para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. 2. Formulación de las recomendaciones. Para la formulación de las recomendaciones se revisaron pautas y protocolos encontrados que describieron más ampliamente los procedimientos a realizar para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. Producto de ello se establecieron las recomendaciones. 3. Desarrollo de las recomendaciones: Persistencia del virus COVID-19 (coronavirus disease 2019). Alcances generales para la desinfección. Medidas de desinfección recurrente. Desinfección según área y condiciones del entorno hospitalário.


Assuntos
Humanos , Desinfecção/métodos , Infecções por Coronavirus/prevenção & controle , Hospitais/normas , Serviço de Limpeza/métodos , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica , Avaliação em Saúde
4.
Lima; IETSI; mayo 2020. ilus.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1100098

RESUMO

GENERALIDADES: Objetivo y población: Objetivo: Brindar recomendaciones para la realización de procedimientos endoscópicos gastrointestinales en el contexto de la pandemia COVID-19. Población: Pacientes adultos que acuden a las IPRESS de EsSalud, para la realización de un procedimiento endoscópico gastrointestinal durante el periodo de la pandemia COVID-19. Usuarios y ámbito: Usuarios: Estas recomendaciones están dirigidas al personal de salud que participa en los procedimientos endoscópicos gastrointestinales durante el periodo de la pandemia COVID-19. Ámbito: El presente documento es de aplicación en las IPRESS de EsSalud que realicen procedimientos endoscópicos gastrointestinales. MÉTODOS: a. Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios El 28 de abril de 2020 se buscó protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que aborden la realización de procedimientos endoscópicos gastrointestinales durante el periodo de la pandemia COVID-19; cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. Formulación de recomendaciones: Para la formulación de recomendaciones se revisaron los lineamientos propuestos por los protocolos encontrados que describieron ampliamente el tema a tratar, los cuales fueron adaptados para el contexto de EsSalud. Además, se tomó en cuenta las revisiones realizadas por IETSI (EsSalud) sobre el tema, así como otra información científica encontrada en búsquedas no sistemáticas o recomendadas por los expertos clínicos, para temas puntuales. DESARROLLO DE LAS RECOMENDACIONES: Para un mejor entendimiento, las recomendaciones en el presente documento serán agrupadas de acuerdo a las tres fases de un procedimiento endoscópico, es decir, pre, intra y post endoscopia:. Recomendaciones previas al procedimiento endoscópico. Recomendaciones durante el procedimiento endoscópico. Recomendaciones al finalizar el procedimiento endoscópico.


Assuntos
Humanos , Endoscopia Gastrointestinal/normas , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Equipamento de Proteção Individual/normas , Peru/epidemiologia , Avaliação da Tecnologia Biomédica , Avaliação em Saúde
6.
Lima; IETSI; mayo 2020. ilus.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1100082

RESUMO

GENERALIDADES: Objetivo y población: Objetivos del lineamiento clínico: Establecer criterios técnicos y procedimientos para el manejo de pacientes con indicación de quimioterapia y/o radioterapia, durante la pandemia por COVID-19. Brindar recomendaciones clínicas para el manejo de pacientes con indicación de quimioterapia y/o radioterapia en el marco de la pandemia por COVID-19. Población: Pacientes con cáncer con indicación de quimioterapia y/o radioterapia durante la pandemia por COVID-19. Usuarios y ámbito: Usuarios: Estas recomendaciones están dirigidas al personal de salud que participa en la atención de pacientes con cáncer que necesitan quimioterapia y/o radioterapia. Ámbito: El presente documento es de aplicación en todas las IPRESS de EsSalud, del ámbito nacional. MÉTODOS: Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios. El 28 de abril de 2020 se buscaron protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que aborden recomendaciones clínicas para el manejo de pacientes con indicación de quimioterapia y/o radioterapia durante la pandemia por COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. Los detalles de la búsqueda y selección de los documentos. Luego de eliminar los duplicados, se identificaron 13 documentos que abordaron recomendaciones clínicas para el manejo de pacientes con indicación de quimioterapia y/o radioterapia durante la pandemia por COVID-19. FORMULACIÓN DE LAS RECOMENDACIONES CLÍNICAS: Recomendaciones para la prevención de COVID-19. Recomendaciones para la detección de casos sospechosos de COVID-19. Recomendaciones para la priorización y decisión de tratamento. Recomendaciones para el manejo de pacientes con indicación de quimioterapia y/o radioterapia. Recomendaciones para el seguimiento oncológico de pacientes en tratamiento con quimioterapia y/o radioterapia.


Assuntos
Humanos , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Conduta do Tratamento Medicamentoso/organização & administração , Neoplasias/terapia , Peru/epidemiologia , Avaliação da Tecnologia Biomédica , Avaliação em Saúde
7.
s.l; IETSI; 4 abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095848

RESUMO

INTRODUCCIÓN: A medida que se incrementan las infecciones con el virus SARS-CoV-2, existe una sobredemanda de pacientes con COVID-19 en los servicios de salud de los países afectados por la pandemia, que ha sobrepasado la capacidad de respuesta en algunos países (Dalglish 2020). Ante ello, los servicios de salud requieren adoptar una serie de medidas para garantizar que durante la atención de pacientes con COVID-19 no se generen un riesgo de contagio de paciente a pacientes y de paciente a profesionales de la salud. Los pacientes con COVID-19 requieren una serie de cuidados médicos. Un 5% de los pacientes hospitalizados requieren ser manejados en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) (Guan et al. 2020). La atención en estas unidades requiere un alto nivel de asepsia para interrumpir la transmisión de microorganismos y reducir la incidencia de infecciones intrahospitalarias (Sallés and Ricart 2001). Para lograrlo existe una serie de medidas como la presión negativa en UCI cuyo objetivo principal es evitar la propagación de microorganismos a otras salas o espacios abiertos y que la Organización Mundial de la Salud recomienda en la medida de lo posible su uso cuando se realizan procedimientos que generan aerosoles (ej. broncoscopías) con un mínimo de 12 recambios de aire por hora o al menos 160 litros/según/paciente en instalaciones con ventilación natural (Alhazzani et al. 2020, World Health Organization 2020). Es así que, la urgencia de contar con mayor infraestructura hospitalaria y que todo ambiente o superficie de ambientes hospitalarios que atienden pacientes con COVID-19 sean desinfectados, hace que se proponga la utilización de otras medidas de desinfección. Una de ellas, es la luz ultravioleta que a diferencia de otras, requiere que las salas estén libres de pacientes durante su funcionamiento, debido a que la sobreexposición puede ocasionar lesiones en piel y ojos (fotoqueratitis) (Reed 2010). Ante la pandemia por SARS-CoV-2 es necesario el cumplimiento de las mejores prácticas de limpieza y desinfección; no obstante, por su reciente aparición es esperable que la evidencia acerca de la eficacia de las medidas de control sea escasa. MÉTODOS: Se llevó a cabo una búsqueda sistemática de la literatura el día 28 de marzo de 2020 con respecto al uso de la luz ultravioleta como sustituto a la presión negativa en UCI. Para ello se realizó una búsqueda sistemática (ver Anexos) en las bases de datos bibliográficas: PubMed, Cochrane Library, Medline vía OVID, Embase y EBSCO. Asimismo, se realizó una búsqueda manual avanzada en Google, y en páginas web de las principales sociedades o instituciones especializadas, tales como la World Health Organization (WHO) y Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Se consideró la revisión de las listas de referencias de los estudios seleccionados para la identificación de otros estudios de relevancia. Finalmente, con la estrategia de búsqueda diseñada para PubMed y Embase, se generaron alertas diarias vía correo electrónico con el objetivo de actualizar el presente reporte según evolucione el conocimiento acerca del SARS-CoV-2. RESULTADOS: No se encontraron guías de práctica clínica, evaluaciones de tecnologías sanitarias, revisiones sistemáticas o estudios primarios en las bases de datos bibliográficas que evalúen el uso de uso de la luz ultravioleta como sustituto a la presión negativa en UCI en el contexto de SARS-CoV-2. La búsqueda de manual en Google se encontró el Manual de Prevención y Tratamiento de COVID-19 (Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang 2020) y una revisión narrativa acerca de las lecciones aprendidas sobre COVID-19 (Yi et al. 2020). Asimismo, debido a que la secuenciación del genoma completo y el análisis filogénico indican que SARS-CoV-2 es un betacoronavirus del mismo subgénero que el virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y del virus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) (Zhou et al. 2020, Zhu et al. 2020), se buscaron estudios que evaluaron la sensibilidad de SARS o MERS a la luz ultravioleta. CONCLUSIÓN: No se han encontrado estudios que proporcionen evidencia científica a la fecha sobre el uso de luz ultravioleta como sustituto a la presión negativa en UCI. La propuesta del uso de luz ultravioleta ante la falta de esterilizadores de aire en salas de aislamiento de pacientes con COVID-19 se basa en manual recomendaciones que no proporciona detalles sobre el tipo de luz UV empleada y las especificaciones del procedimiento como tipo de fuentes recomendadas y área de cobertura de cada una de las fuentes. Cabe precisar que el uso de luz ultravioleta para la desinfección de ambientes o superficies hospitalarias requiere que las salas estén libres de pacientes por las lesiones en piel y ojos que puede ocasionar por la sobreexposición. No obstante, existen estudios in vitro sobre la inactivación por luz ultravioleta de los coronavirus MERS y SARS, cuyo componente genético es similar al SARS-CoV-2, que muestran que la luz ultravioleta tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de ambos virus. Por lo tanto, con la evidencia disponible a la fecha (29 de marzo de 2020), no es posible establecer si la luz ultravioleta inactiva al SARS-CoV-2; sin embargo, estudios en otros tipos coronavirus han mostrado resultados positivos, especialmente con la luz UVC, por lo que sería razonable su uso en ausencia o escacez de otras medidas para desinfección de ambientes o superficies hospitalarias. No obstante, es menester continuar con la investigación de su uso específicamente para SARS-Cov-2 dados estos resultados promisorios previos en otros coronavirus.


Assuntos
Humanos , Raios Ultravioleta , Infecções por Coronavirus/prevenção & controle , Unidades de Terapia Intensiva , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
8.
Lima; IETSI; abr. 2020. ilus.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1100099

RESUMO

GENERALIDADES: Objetivo y población: Objetivos del lineamiento clínico: Brindar recomendaciones clínicas para realizar procedimientos quirúrgicos en el marco de la pandemia por COVID-19. Población a la cual se aplicará: Personal de salud que participa en las intervenciones quirúrgicas de pacientes en el marco de la pandemia por COVID-19. Usuarios y ámbito: Usuarios: Estas recomendaciones están dirigidas a gerentes o directores de los establecimientos de salud y profesionales de la salud que conforman el equipo quirúrgico. Ámbito: El presente documento es de aplicación en todas las IPRESS de EsSalud, del ámbito nacional. MÉTODOS: a. Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios. El 16 de abril de 2020 se buscaron protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que abordaron las consideraciones y recomendaciones clínicas para los procedimientos quriurgicos en el marco de la pandemia por COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. B. Formulación de las recomendaciones clínicos. Para la formulación de los lineamientos clínicos se revisaron las recomendaciones clínicas de la evidencia encontrada que describió los cuidados y consideraciones a tener en cuenta en los procedimientos quirúrgicos durante la pandemia por COVID-19, para su adaptación en el contexto de EsSalud. Producto de ello se identificaron: 1) Las fases o escenarios de la pandemia COVID-19, en la cual se van detalladando los procedimientos quirúrgicos a realizar de acuerdo a cada fase o escenario; 2) La priorización quirúrgica (I-V); 3) Manejo de paciente quirúgico; 4) Protocolo de actuación en el área quirúrgica y 5) Recomendaciones del manejo por especialidades quirúrgicas. RECOMENDACIONES PARA LOS ESCENARIOS QUIRÚRGICOS PROBABLES: Traqueostomía de emergencia: paciente con inminente obstrucción de vía aérea sin conocer estado de infección por COVID-19. Se debe realizar el procedimiento con las consideraciones como si fuera un caso confirmado. Falla ventilatoria potencialmente reversible: preferir intubación orotraqueal antes que la traqueostomía, evitar uso de sistemas de oxígeno de alto flujo. El procedimiento debe ser realizado por un experto en vía aérea, y disponer de un equipo para traqueostomía o cricotiroidotomía en caso de ser necesario. Paciente con ventilación y/o intubación difícil: se puede utilizar temporalmente la máscara laríngea y realizar la intubación con una técnica de mínima aerodispersión (fibrobroncoscopia video asistida, videolaringocopio, cámara de aiwán). Traqueostomía "electiva" o programada: será preferible esperar a que las pruebas para COVID-19 sean negativas; sin embargo, se debe discutir la necesidad del procedimiento con los intensivistas. Traqueostomía "Prioritaria": Paciente en cuidado intensivo por intubación prolongada. Siempre valorar la necesidad del procedimiento en conjunto con el equipo con los intensivistas. No considerar traqueostomía en pacientes con pobre pronóstico, evaluar el riesgo/beneficio por cada paciente.


Assuntos
Humanos , Procedimentos Cirúrgicos Operatórios/normas , Traqueostomia/normas , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Peru/epidemiologia , Avaliação da Tecnologia Biomédica , Avaliação em Saúde
9.
Lima; IETSI; abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095424

RESUMO

OBJETIVO: Brindar recomendaciones clínicaspara la prevención y manejo de problemas de salud mentalen población en aislamientoporCOVID-19. MÉTODOS: Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios. El 29de marzo de 2020 se buscaron protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que abordenprocedimientos a seguir para prevenir y manejarproblemas de saludmental en población en aislamientopor COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglês. Luego de eliminar los duplicados, seidentificaron 8documentosque abordaron la prevención y manejodeproblemas de salud mentalen el personal de salud que participade la atención a pacientes infectadospor COVID-19. Posterior a ello, se procedió a evaluar y seleccionar los documentos quecumplan los siguientes criterios en su totalidad: El documento aborda los procedimientos a seguir para la prevención ymanejo de problemas de salud mentalenpoblación en aislamientopor COVID-19. El documento fue realizado por una institución o entidad reconocida, como entidades gubernamentales, sociedades médicas o relacionadas. Formulación de las recomendaciones clínicas.Para la formulación de las recomendaciones clínicasse revisaron los protocolos encontrados que describieron ampliamente los procedimientos a realizar para la prevención y manejo de problemas de salud mental en la población durante la pandemia por COVID-19, los cuales la "Guía Técnica para el Cuidado de la Salud Mental de la Población Afectada, Familias y Comunidad" aprobada mediante Resolución Ministerial Nº186-2020-MINSA (1)parasu adaptaciónenel contexto de EsSalud. Producto del ello se identificaron los procedimientos principales para el manejo de problemas o trastornos mentales en población en aislamientoporCOVID-19 y se emitieron recomendacionesen base a la concordancia entre las recomendaciones clínicasde los documentos encontrados y se formuló un flujograma. DESARROLLO DE LAS RECOMENDACIONES CLÍNICAS: Equipo de Apoyo Psicosocial para la Población. Autocuidado de la población en aislamiento por COVID-19. Identificación de sujetos en aislamientocon PSM. Intervenciones específicas. Recomendaciones en el acompañamientopara adultos(18 a 60 años)en aislamiento por COVID-19. Recomendacionesen el acompañamientopara adultosmayores(mayores de 60 años)en aislamiento por COVID-1.


Assuntos
Humanos , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Assistência à Saúde Mental , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
10.
s.l; IETSI; 2 abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1096043

RESUMO

INTRODUCCIÓN: La pandemia del COVID-19 representa un reto no precedente para todos los sistemas de salud en el mundo. En el Perú, se prevé una limitación en la disponibilidad de recursos médicos conforme se incremente el número de afectados, así como de su severidad. Entre estos recursos importantes se incluyen los ventiladores mecánicos, necesarios en el tratamiento de esta enfermedad con compromiso respiratorio significativo. Una medida importante es optimizar el uso de los ventiladores mecánicos mediante la cancelación de las cirugías electivas y la adquisición de más unidades. Sin embargo, estas medidas no parecen que sean suficientes y por ello varios centros en el mundo contemplan el uso de un ventilador en más de un paciente. A continuación, se expone la información disponible de esta técnica y su relevancia en el contexto nacional. OBJETIVO: Determinar si era posible modificar de manera rápida un ventilador en la emergencia para ser usado por cuatro pacientes de manera simultánea. Se usó el ventilador (840 Series Ventilator; Puritan-Bennett) y se agregaron en paralelo los simuladores de pulmones hasta que el ventilador estuviera ventilando el equivalente a cuatro adultos. RESULTADOS: En control de presión (25 mm H2O), el VT promedio fue de 1,884 ml (aproximadamente 471 ml por simulador de pulmón) con un promedio de 30.2 L/min (7.5 L/min por simulador de pulmón). En control por volumen (2 L), el promedio de la presión pico fue 28 cm H2O y la ventilación por minuto fue 32.5 L/min total (8.1 L/min/ simulador de pulmón). Este fue un estudio piloto realizado en un simulador y por ello solo se pudo demostrar la física de la ventilación. No se pudo evaluar si la oxigenación era adecuada ni el potencial daño pulmonar asociado con la ventilación. Se presume que la ventilación era igual para todos los simuladores de pulmón y con supuesta respuesta fisiológica pulmonar normal. Se destacó que existen puntos importantes por resolver relacionados con la fisiopatología pulmonar. Por ejemplo, un paciente con asma y con mayor resistencia puede no recibir igual ventilación con este sistema. Igualmente, se desconoce cuál fue el volumen entregado a los pulmones de prueba de manera individual y se mencionó que el desarrollo de técnicas de medición cuantitativas del VT individual transferido podrían incrementar los esfuerzos de la investigación. ANÁLISIS: El interés en ventilar múltiples pacientes con un ventilador ha sido un concepto estudiado por varios investigadores con el propósito de expandir el acceso a ventiladores mecánicos en épocas de un incremento de esta necesidad y poca disponibilidad. La situación actual de la pandemia del COVID­19 representa una situación de crisis de mayor magnitud que ha hecho resurgir el concepto de la ventilación múltiple. Este concepto fue inicialmente estudiado por Neyman et al en 2006, el cual fue un estudio piloto que mostro únicamente los conceptos físicos de la ventilación en simuladores simples de pulmón. No brindo información útil del manejo de la ventilación como el volumen tidal (VT) en cada pulmón y las presiones. Posteriormente, Paladino et al en 2013 replico el estudio en ovejas de 70 kilos cada uno y completamente sedadas. Aunque reportaron que las ovejas permanecieron hemodinámicamente estables (medidos con presión arterial y frecuencia cardiaca), se observaron cambios en el intercambio de gases (hipoxemia e hipercarbia) que requirieron constantes cambios de postura de las ovejas a fin de normalizarlas. Posteriormente, Branson et al 2012 mostro en un estudio que utilizo modelos de pulmón, que el VT variaba según cambios en características del modelo pulmonar, específicamente la resistencia y la compliance. El avance del desarrollo de este concepto a puesto al descubierto los problemas y limitaciones de esta técnica. Recientemente, varias organizaciones americanas relacionadas con cuidados críticos, anestesiología y neumología, han manifestado su posición de no recomendar el uso de la ventilación múltiple con un solo ventilador debido a problemas fisiológicos, técnicos y de seguridad. Entre las razones más importantes señaladas destaca que con el equipo disponible es imposible el manejo individual de cada paciente; que, aunque pacientes con características semejantes hayan iniciado la ventilación mecánica, el proceso de recuperación o deterioro clínico puede diferir entre ellos, situación que amerita ajustes individualizados de la mecánica ventilatoria. Respecto a este aspecto, no existe en la actualidad elementos de monitoreo individual; todos las alarmas y parámetros de ventilación indicados, corresponden al promedio de los pacientes. El incremento de más circuitos puede agregar más errores en el manejo del ventilador y se requiere de monitoreo externo adicional ya que el ventilador monitorea la presión y los volúmenes promedio y no de cada uno. Al compartir un mismo ventilador existe alto riesgo de contaminación cruzada y la eficacia de los filtros no está demostrada en caso de ventilación múltiple. Por último, ante la eventualidad de un paro cardiaco en un paciente, se requiere retirar la ventilación de los demás pacientes y con cuidado de no generar aerosoles del virus y poner en riesgo al personal de la salud. Igual, tomando las precauciones, esta parada de la ventilación podría alterar la dinámica de la oferta ventilatoria a los otros pacientes Finalmente, existen problemas éticos. Si bien el ventilador puede salvar la vida de un paciente, usándolo con más de un paciente se aumenta el riesgo de falla de un tratamiento crítico en todos ellos. Esta situación impone una enorme carga en el médico tratante que debe decidir en ofrecer una técnica que puede salvar la vida a un paciente rescatable o someter a más pacientes a un tratamiento deficiente y consecuentemente la muerte. CONCLUSIONES: El ensayo animal de Paladino et al usaron 4 ovejas anestesiadas y observaron diferencias en el intercambio de gases, a pesar de la ausencia de enfermedad pulmonar. Se observaron hipoxemia e hipercarbia cada hora y los animales tuvieron que ser cambiados de posición con el fin de ofrecer una ventilación más uniforme. Limitaciones al concepto son numerosos. Ellos incluyen a la incapacidad de monitorear a los sujetos de manera individual; incapacidad de proveer oxigeno inspirado separado, VT y PEEP basados en la patología pulmonar; riesgo de contaminación cruzada en infecciones febriles y la necesidad de entrenamiento de personal en la nueva metodología. Los métodos para implementar la ventilación múltiple señalados requieren que se cumplan condiciones específicas que incluyen un centro altamente especializado con disponibilidad de especialistas, así como con capacidad de inversión en otros aspectos como acondicionamiento de espacios, adquisición de material extra con el objeto de mejorar el monitoreo, entrenamiento de personal, disponibilidad de personal calificado las 24 horas y siete días a la semana. Además, solo estaría indicado cuando se hayan agotado todas las posibilidades incluyendo el bolseo manual y solo podría ser utilizado por un breve tiempo para luego pasar a un ventilador individual. Éticamente, se debe reconocer que la estrategia de un ventilador compartido no es una práctica de cuidado médico estándar. Aunque el sentimiento de enfrentar una situación de crisis como el de la pandemia del COVID-19 parece loable, la información disponible revela problemas e incertidumbres que en vez de salvar la vida de un paciente se ponga en riesgo a todos los pacientes conectados al ventilador compartido. Así, con la información técnica al momento disponible, no es posible sustentar una recomendación a favor de ventilador compartido para tratar pacientes COVID-19.


Assuntos
Humanos , Respiração Artificial/métodos , Infecções por Coronavirus/terapia , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
11.
s.l; IETSI; 16 abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095861

RESUMO

INTRODUCCIÓN: Desde la última actualización del presente reporte breve, realizada el 6 de abril a la fecha (16 de abril del 2020), se ha difundido información en medios internacionales acerca de nuevos resultados de investigaciones sobre el uso de cloroquina e hidroxicloroquina en el tratamiento de pacientes con COVID-19. Asimismo, el Ministerio de Salud del Perú, con fecha 14 de abril de 2020, emitió la Resolución Ministerial N° 193-2020-MINSA, que aprueba «Documento Técnico: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú¼; donde se establecen una serie de criterios técnicos y procedimientos para la atención de personas afectadas con COVID-19 (Sociedad Peruana de Medicina Interna (SPMI) 2020). En tal sentido, resulta importante actualizar y revisar la evidencia disponible del uso de la cloroquina o hidroxicloroquina en el tratamiento de pacientes con COVID-19, sea como tratamiento en cualquier contexto clínico de la enfermedad o como profilaxis. METODOS: Se realizó la actualización del presente reporte breve, mediante una búsqueda de bibliografía de revisiones sistemáticas (RS), ensayos clínicos aleatorizados (ECA) y estudios observacionales en PubMed (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/). Se consideró extraer información con una estrategia de «bola de nieve¼ mediante la revisión de listas de referencias de las revisiones sistemáticas (RS), estudios primarios y revisiones narrativas seleccionadas que sean de relevancia. Asimismo, se realizó una búsqueda manual en las páginas web de la Organización Mundial de la Salud (https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019), Organización Panamericana de Salud (https://www.paho.org/es), los Centers for Disease Control and Prevention (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html) y una búsqueda manual avanzada en Google (https://www.google.com/advanced_search). Adicionalmente, se buscaron resultados de RS y ECA que no hayan sido publicados aún en el repositorio de pre-impresiones de publicaciones científicas medRxiv (medrxiv.org) y bioRxiv (bioRxiv.org). La fecha de búsqueda fue el 16 de abril de 2020 y no se aplicaron filtros por tipo de publicación o idioma. RESULTADOS: Ensayos clínicos aleatorizados sobre cloroquina e hidroxicloroquina en COVID19. Revisiones sistemáticas sobre cloroquina e hidroxicloroquina como profilaxis de la COVID-19. Resolución Ministerial N° 193-2020-MINSA. Documento Técnico: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú (Ministerio de Salud 2020). Resolución Ministerial N° 193-2020-MINSA. Documento Técnico: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú (Ministerio de Salud 2020). Guía de manejo de los pacientes hospitalizados por COVID-19 (V 1.0 ­ 11 de abril 2020) (Sociedad Peruana de Medicina Interna (SPMI) 2020). CONCLUSIÓN: A la fecha, no se dispone de resultados de ECAs o estudios observacionales publicados en revistas científicas sobre la eficacia/efectividad y seguridad de cloroquina o hidroxicloroquina para el tratamiento o profilaxis de la COVID-19. La publicación preliminar en el repositorio de pre-impresiones de publicaciones científicas medRxiv, de un ECA de etiqueta abierta que usó hidroxicloroquina en pacientes hospitalizados con COVID-19, no encontró diferencias en la respuesta virológica (desenlace principal del estudio); sin embargo, se presentó una mayor frecuencia de eventos adversos en pacientes que recibieron hidroxicloroquina. Este estudio debe tomarse con cautela por el riesgo de sesgos de todo estudio de etiqueta abierta, y esperar a que se determine si sus resultados son válidos y clínicamente relevantes luego de ser sometidos a revisión por pares en una revista científica. Respecto al tratamiento profiláctico con cloroquina o hidroxicloroquina contra COVID-19, una RS publicada por Shah et al., no identificó algún ensayo clínico que evalúe el uso profiláctico de estos medicamentos contra COVID-19 y considera que la falta de estudios no permite respaldar la eficacia clínica de cloroquina o hidroxicloroquina en la prevención de COVID-19. La Autoridad Nacional en Salud y algunas sociedades médicas peruanas, precisando la falta de evidencia que demuestre la eficacia de algún tratamiento para la COVID-19, han propuesto el uso de cloroquina y hidroxicloroquina como medida terapéutica en COVID19, bajo decisión del médico tratante y luego de informar a su paciente acerca del riesgobeneficio, expresando que se requiere de supervisión médica ante los posibles eventos adversos e interacción con otras drogas durante el tratamiento. Estas mismas consideraciones deben ser seguidas y quedan bajo responsabilidad del médico tratante cuando se propone su uso como profilaxis de la enfermedad, según lo establecido en el Documento Técnico del Ministerio de Salud del Perú. Así, con la evidencia científica al momento disponible, el IETSI considera que no es posible llegar a conclusiones que permitan brindar recomendaciones a favor del uso de cloroquina o hidroxicloroquina como tratamiento o profilaxis de COVID-29. La comunidad científica médica sigue a la espera de la publicación de resultados de los ECAs fase III que vienen realizándose en varios países del mundo (Ej. ECA SOLIDARITY), que permitan determinar la utilidad y en caso de demostrarse eficacia o efectividad, establecer recomendaciones basadas en evidencia del uso de cloroquina e hidroxicloroquina. Siendo que a la fecha aún mantienen su preocupación por el riesgo de eventos adversos que estos medicamentos significan frente a una eficacia aun no acreditada, considerando además que la publicación preliminar del ECA de Tang et al., encontró una mayor frecuencia de eventos adversos y que el estudio clínico de fase IIb de Borba encontró una mayor frecuencia de eventos adversos cardiológicos con el uso de cloroquina 600 mg dos veces al día durante 10 días comparado con dosis menores. Por lo tanto, con la limitada evidencia disponible a la fecha (16 de abril 2020), se mantiene la conclusión de las versiones previas de este documento.


Assuntos
Humanos , Cloroquina/uso terapêutico , Infecções por Coronavirus/tratamento farmacológico , Hidroxicloroquina/uso terapêutico , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
12.
Lima; IETSI; abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095420

RESUMO

OBJETIVOS: Brindar recomendacionesclínicas para la prevención y manejo de problemas de salud mentalen elpersonal de salud que brinda atención a pacientes sospechososo confirmadosde infección por COVID-19. MÉTODOS: Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios. El 29de marzo de 2020 se buscaron protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que abordenprocedimientos a seguir para prevenir y manejarproblemas de saludmental en el personal de saludquebrinda atención a pacientes sospechosos oconfirmados de infección por COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglês. Luego de eliminar los duplicados, se identificaron 12documentosque abordaron la prevención y manejodeproblemas de salud mentalen el personal de salud que participade la atención a pacientessospechosos o confirmados de infecciónpor COVID-19. Posterior a ello, se procedió a evaluar y seleccionar los documentos que cumplan los siguientes criterios en su totalidade. DESARROLLO DE LAS RECOMENDACIONES CLÍNICAS: La actual situación de "Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional" (ESPII) declarada por el Director General de la Organización Mundial de la Salud, ha generado en el contexto nacional una cascada de acciones para contribuir a la reducción del impacto sanitario, social y económico a causa de la infección por COVID-19. Por lo tanto, la pandemia por COVID-19 implica que existe el riesgo de desarrollo o incremento de los problemas de salud mental en el personal de salud. Y estos se pueden manifestar a través de diferentes reacciones. Se entiende por Problemas de Salud Mental. Problema psicosocial: dificultad generada por la alteración de la estructura y dinámica de las relaciones entre las personas o entre estas y su ambiente. Trastorno mental y del comportamiento: condición mórbida que sobreviene en una determinada persona, que afecta en diferentes intensidades el funcionamiento de la mente y del comportamiento, el organismo, personalidad e interacción social, en forma transitoria o permanente. Antecedentes : Bajo este contexto sanitario actual, se han realizado la búsqueda de estudios previos que hayan evaluado los PSM durante o después de algún brote infeccioso, en el personal de salud que labora en la primera línea de atención sanitaria. Esto con la finalidad de reconocer los principale. PSM que podrían afrontar el personal de salud en la pandemia por COVID-19.


Assuntos
Humanos , Protocolos Clínicos/normas , Saúde Mental , Pessoal de Saúde/normas , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
13.
Lima; IETSI; abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095415

RESUMO

OBJETIVOS: Brindar sugerenciaspara la evaluación de riesgo y manejo de personal de salud en el ámbito hospitalario. MÉTODOS: Búsqueday selecciónde protocolos, guíasde práctica clínica y documentos técnicos previosEl 18 de marzo de 2020 se buscóprotocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que aborden la evaluación de riesgo y manejo de personal de saluden el contexto de la pandemia COVID-19;cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. Los detalles de la búsqueda y selección de los documentos se detallan en el Anexo N° 1.Luego de eliminar los duplicados, se identificaron 12documentos que abordaron el tema de interés. Posterior a ello, se procedió a evaluar y seleccionar los documentos que cumplan los siguientes criterios en su totalidad. Formulación de las recomendaciones clínicas.Para la formulación de los lineamientos clínicos se revisaron los lineamientos propuestos por los protocolosencontrados que describieron ampliamente el tema a tratar, los cuales fueron adaptados para el contexto de EsSalud.Producto del ello se emitieron lineamientos y se formuló un flujograma. DESARROLLODE LOS LINEAMIENTOS CLÍNICOS: Se debe realizar una evaluación diaria de todo el personal de salud que labore en un establecimiento hospitalario, así como personal administrativo en contacto con ambientes hospitalarios.El cumplimiento o la modificación de estos lineamientos dependerá de la estructura organizacionalde cada hospital.Esta evaluación tendrá dos pasos. En el primero, se evaluará diariamentesi el personal de salud tiene signos/síntomas sugerentes de COVID. De ser un personal de salud con alguno de los siguientes sugerentes de COVID: Detener toda interaccióncon pacientes y realizar aislamiento domiciliario durante 14 días después del último día de exposición a un paciente confirmado con COVID-19, o hasta resultado de la prueba de laboratorio. Realizar la prueba rápidaparael diagnósticodeCOVID-19 lo antes posible. MANEJO: Personal de salud con alto riesgo de infección:oDetener toda atención con pacientes y realizar aislamiento domiciliario durante 14 días después del último día de exposición a un paciente confirmado con COVID-19, o hasta resultado de la pruebade laboratorio. Realizar la prueba rápida para la infección por COVID-19siete días después del último contacto de riesgo. En caso de que la prueba sea negativa: realizar la RT-PCR, si esta prueba también es negativay no se hayan presentado síntomas, se deberá reincorporar a sus atividades. En caso de que alguna delas pruebassea positiva:se deberá seguir los lineamientos clínicos institucionalespara su manejo. Personal de salud con bajo riesgo de infección: El trabajador continuará realizando sus actividades siguiendo las recomendacionesde protección personaly continuará en vigilancia de sintomas.


Assuntos
Humanos , Protocolos Clínicos/normas , Pessoal de Saúde/normas , Infecções por Coronavirus/prevenção & controle , Hospitais/normas , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
14.
Av. enferm ; 38(1): 37-45, ene.-abr. 2020. tab
Artigo em Espanhol | LILACS (Américas), BDENF, COLNAL | ID: biblio-1089008

RESUMO

Resumen Objetivo: Determinar el índice de capacidad de trabajo estimado por los profesionales de enfermería en atención primaria de salud. Metodología: Estudio cuantitativo-descriptivo de corte transversal. Participaron 72 enfermeras y se utilizó un instrumento conformado por información general y el índice de capacidad de trabajo, el cual fue validado por medio de juicio de expertos y prueba piloto, resultando un coeficiente de 0,741 de alfa de Cronbach. Se cumplió con la entrega del consentimiento informado y se usó la estadística descriptiva y el chi-cuadrado para el análisis de datos. Resultados: El índice de capacidad de trabajo fue excelente para 37,5 %, bueno para 43,1 %, moderado para 194 % y ningún participante estimó un índice bajo, además, estadísticamente se evidenció que el número de hijos presenta una asociación significativa con el índice (chi-cuadrado = 14798, p = 0,022). Conclusión: Prevalece un índice de capacidad de trabajo bueno; por lo tanto, se sugiere el respaldo de medidas para la mejora o mantenimiento de la capacidad laboral.


Resumo Objetivo: Determinar o índice de capacidade de trabalho estimado pelos profissionais de enfermagem em atendimento primário de saúde. Metodologia: Estudo quantitativo-descritivo de corte transversal. Participaram 72 enfermeiras e utilizou-se um instrumento formado pela informação geral e o índice de capacidade de trabalho, que foi validado por meio do julgamento de especialistas e teste-piloto. O resultado foi um coeficiente de 0,741 de alfa de Cronbach. Cumpriu-se com a entrega do consentimento informado e utilizou-se a estatística descritiva e o qui-quadrado para a análise de dados. Resultados: O índice de capacidade foi excelente para 37,5 %, bom para 43,1 %, moderado para 19,4 % e nenhum participante estimou um índice baixo, além disso, estatística-mente ficou evidente que o número de filhos apresenta uma associação significativa com o índice (qui-quadrado = 14.798, p = 0,022). Conclusão: Prevalece um índice de trabalho bom; portanto, sugere-se o respaldo de medidas para melhorar ou manter a capacidade laboral.


Abstract Objective: To determine the estimated work capacity index estimated by nursing professionals in primary health care. Methodology: Quantitative-descriptive cross-sectional study. Seventy-two nurses participated, and an instrument consisting of general information and the working capacity index was used, which was validated through expert judgment and pilot testing, resulting in a coefficient of 0.741 Cronbach's alpha. The delivery of informed consent was fulfilled, and the descriptive statistic and chi-square were used for data analysis. Results: The working capacity index was considered excellent for 37.5 %, good for 43.1 %, moderated to 19.4 % and no participant estimated a low rate; moreover, it was shown statistically that the number of children has a significant association with the index (chi-square = 14.798, p = 0.022). Conclusion: A good working capacity index prevails; therefore, it is suggested to support measures for the improvement or maintenance of work capacity.


Assuntos
Humanos , Atenção Primária à Saúde , Trabalho , Avaliação da Capacidade de Trabalho , Saúde do Trabalhador , Enfermagem em Saúde Comunitária , Peru , Estudos Transversais , Análise de Dados , Enfermeiras e Enfermeiros
16.
s.l; IETSI; abr. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1096640

RESUMO

GENERALIDADES: Brindar recomendaciones para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. Ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19.Estas recomendaciones están dirigidas a gerentes o directores de los establecimientos de salud, líderes de equipo de trabajo de salud y personal encargado de la limpieza y desinfección de ambientes, para prevenir problemas de infección por COVID-19. El presente documento es de aplicación en las IPRESS de las Redes Asistenciales, Redes Prestacionales y en los Órganos Prestadores Nacionales, a nivel nacional. MÉTODOS: Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos previos. FORMULACIÓN DE LAS RECOMENDACIONES: Para la formulación de las recomendaciones se revisaron pautas y protocolos encontrados que describieron más ampliamente los procedimientos a realizar para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. Producto del ello se establecieron las recomendaciones. DESARROLLO DE LAS RECOMENDACIONES: Flujograma para la desinfección de ambientes hospitalarios expuestos a COVID-19. El actual surgimiento del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) viene a ser el tercer coronavirus humano altamente patógeno que ha surgido en las últimas dos décadas. Su transmisión entre personas se da en ambientes hospitalarios como en otros, así como superficies secas contaminadas. La información para la inactivación específica para del COVID-19 viene recientemente emergiendo. Sin embargo, estudios actuales evidencian que para la inactivación de coronavirus humanos como el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) o los coronavirus humanos endémicos (HCoV), la utilización de productos como el etanol, peróxidos de hidrógenos o hipoclorito de sodio, así como otros agentes biocidas utilizados para la desinfección química como el cloruro de benzalconio o el digluconato de clorhexidina son efectivos (3). Por tanto, la contención temprana y la prevención de una mayor propagación serán cruciales para detener el brote en curso y controlar este nuevo hilo infeccioso.


Assuntos
Humanos , Pessoal de Saúde/normas , Eliminação de Resíduos de Serviços de Saúde/normas , Infecções por Coronavirus/prevenção & controle , Infecções por Coronavirus/transmissão , Serviço Hospitalar de Limpeza/normas , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
17.
Rev. salud pública ; 22(2): e387373, mar.-abr. 2020. tab, graf
Artigo em Espanhol | LILACS (Américas) | ID: biblio-1115878

RESUMO

RESUMEN Objetivo El trabajo tiene como objetivo analizar la dinámica del comportamiento de la COVID-19 en el Perú, estimar y evaluar el impacto de la política pública de supresión (cuarentena). Métodos El modelo epidemiológico SIR y la estimación con el método de Mínimos Cuadrados Ordinarios (MCO). Resultados Se encontró que el número básico de propagación (Ro) cayó de 6,0 a 3,2 habiéndose reducido en 54% por efecto de la estrategia de supresión, y dos meses después cayó a 1,7. Sin embargo, sigue siendo alto y evidencia que aún continúa en expansión el nivel de infectados, con los efectos sociales y económicos adversos que esta medida implica. Conclusión La COVID-19 es una enfermedad que crece exponencialmente, por lo cual, la política de salud basada en la estrategia de supresión ha permitido aplanar la curva de contagio, evitando el colapso del Sistema de Salud.(AU)


ABSTRACT Objective The objective of the study is to analyze the behavior dynamics of COVID-19 in Peru, estimate and evaluate the impact of the suppression public policy (quarantine). Methods The SIR epidemiological model and the estimation with the ordinary Least Squares (OLS) method. Results It was found that the basic number of propagation (Ro) fell from 6,0 to 3,2 having been reduced by 54% due to the suppression strategy; and two months later it falls to 1,7. However, it remains high and evidence that the level of those infected continues to expand with its adverse social and economic effects. Conclusion: COVID-19 is a disease that grows exponentially, and that the health policy based on the suppression strategy has allowed to flatten the contagion curve, thus avoiding the collapse of the Health System.(AU)


Assuntos
Humanos , Política Pública , Economia da Saúde , Quarentena/organização & administração , Infecções por Coronavirus/epidemiologia , Peru/epidemiologia , Perfil de Saúde , Dinâmica não Linear
18.
s.l; IETSI; 27 mar. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1096029

RESUMO

INTRODUCCIÓN: Uno de los medicamentos usados para aliviar la sintomatología causada por la infección del virus SARS-Cov-2 son los AINES (anti-inflamatorios no esteroideos). Estos fármacos se suelen indicar en caso de dolor de garganta, malestar general, que se encuentra dentro de la sintomatología del COVID19 descrita por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ante este escenario se planteó que el ibuprofeno o algún otro AINES, podría ser contraproducente en pacientes con COVID19 ya que los AINES, como el ibuprofeno, podrían incrementar la cantidad de receptores de ECA2 en las células humanas, haciendo más propenso al paciente hacer una infección por COVID19 (Fang, Karakiulakis, and Roth 2020). Por otro lado, los eventos adversos (EA) encontrados por el uso de ibuprofeno son alteraciones metabólicas propias de su mecanismo de acción al inhibir la adherencia plaquetaria producen incremento del tiempo de coagulación (TC), anemia, por lo que se debe monitorear la ocurrencia de este y otros EA. Para resolver estas dudas sobre el uso de AINES como ibuprofeno en el tratamiento de pacientes con COVID 19, encontramos los siguientes documentos. POSICIONES DE ENTIDADES INTERNACIONALES: En el pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizado el 18 de marzo 2020, se menciona que a la fecha no existe evidencia científica consistente que respalde el no uso de ibuprofeno u otros AINES en el manejo de pacientes con COVID19, dado que no se ha podido comprobar que agrave la enfermedad. Señala que se está buscando información al respecto y que no se tiene registro de que se incrementen los EA en pacientes con COVID19. Por tanto, no encuentra fundamento para que aquellos pacientes que ya reciben ibuprofeno abandonen su uso. Sin embargo, menciona que para aquellos pacientes que recién iniciarán terapia para aliviar los síntomas de COVID19, para ellos aconseja que se priorice el uso de paracetamol por sobre los AINES, incluido el ibuprofeno. La EMA establece que a la fecha no existe evidencia científica que respalde que los AINEs se asocien a mayor deterioro clínico de los pacientes con COVID-19. Señala que el Pharmacovigilance Risk Assessment Commitee (PRAC) de la EMA está recopilando información al respecto, desde mayo del 2019. La investigación se inició al conocerse los resultados de un análisis francés realizado por la French National Agency for La EMA establece que a la fecha no existe evidencia científica que respalde que los AINEs se asocien a mayor deterioro clínico de los pacientes con COVID-19. Señala que el Pharmacovigilance Risk Assessment Commitee (PRAC) de la EMA está recopilando información al respecto, desde mayo del 2019. La investigación se inició al conocerse los resultados de un análisis francés realizado por la French National Agency for Medicines and Health Products Safety (ANSM) 1 donde se propone que pacientes con infecciones virales (varicela) y bacteriana podrían deteriorar el curso clínico del paciente.. National Health System: Posición publicada al 20 de marzo del 2020, donde se recomienda que hasta que se publique nueva información científica al respecto, los pacientes con síntomas de coronavirus deben de recibir paracetamol como primera opción de tratamiento, por sobre ibuprofeno, siempre que el paciente no tenga contraindicación de uso de paracetamol. Además, indica que aquellos pacientes que ya vienen recibiendo ibuprofeno no es necesario que lo descontinúen. La información científica existente no es concluyente para determinar que existe un incremento de las complicaciones por COVID19 y el uso de ibuprofeno. Al momento, se ha designado a NICE (National Institute for Health and Care Excellence) una revisión de la evidencia al respecto. POSICIONES DE ENTIDADES NACIONALES: DIGEMID se pronuncia respecto al uso de ibuprofeno u algún otro AINEs como medicamento para tratar el dolor y la fiebre que se pueden producir en los pacientes con COVID-19. Al respecto señala que el paracetamol debería ser el medicamento de elección para contrarrestar los síntomas en COVID-19, en pacientes que recién presentan síntomas. En aquellos que vienen utilizando ibuprofeno u algún otro AINEs, no se encuentra fundamento para suspender su uso. Ante ello DIGEMID señala que esperarán que el informe del Pharmacovigilance Risk Assessment Commitee (PRAC) de la European Medicines Agency (EMA), para determinar la seguridad de AINEs como ibuprofeno y su relación con el deterioro cuando los pacientes tienen infecciones (dicho informe inició en mayo 2019). CONCLUSIÓNES: Por lo expuesto, al momento, no existe fundamento que avale que el ibuprofeno o algún otro AINES incremente la susceptibilidad de contraer COVID-19 o que el paciente haga la forma grave de la enfermedad. La OMS, OPS, EMA, NHS y DIGEMID no recomiendan suspender tratamiento con ibuprofeno o algún otro AINES si ya los están tomando. Sin embargo, mencionan también que, si una persona va a iniciar medicación, entonces priorice el uso de paracetamol sobre el de ibuprofeno (o a cualquier otro AINES) dado que la evidencia en general aun es escaza, y mientras se va estudiando el tema para llegar a un resultado más confiable.


Assuntos
Humanos , Ibuprofeno/efeitos adversos , Infecções por Coronavirus/tratamento farmacológico , Acetaminofen/uso terapêutico , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
19.
s.l; IETSI; 26 mar. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095868

RESUMO

INTRODUCCIÓN; A la fecha, no está aprobado el uso de vacunas o tratamientos farmacológicos convencionales para el tratamiento de COVID-19. No obstante, algunos especialistas vienen recomendando el uso de tratamientos alternativos para prolongar la vida de los pacientes infectados lo suficiente hasta que el cuerpo responda a la terapia de soporte (Hudson Medical 2020). Esto, considerando la experiencia previa de la epidemia del SARS-CoV, en la cual se evidenció que la activación sistemática de los componentes del complemento en los pulmones conllevaba una respuesta inflamatoria descontrolada, con la consiguiente producción de una serie de citoquinas y quimioquinas que gatillaban una mayor inflamación y reclutamiento de neutrófilos. Así, se tuvo un particular interés por los componentes del complemento conocidos como anafilatoxinas, las cuales son las formas activadas del complemento C3, C4 y C5 (i. e. C3a, C4a, y C5a, respectivamente), las cuales tendrían una de las propiedades proinflamatorias más potentes del sistema del complemento (Gralinski et al. 2018). En ese sentido, se ha propuesto el bloqueo del C5a como un tratamiento para la injuria pulmonar aguda durante la patogénesis de algunas infecciones virales (Wang et al. 2015), sustentado en el hecho de que el uso de anticuerpos contra el C5a habría mostrado tener un efecto protector durante la infección del virus de la influenza H5N1 en ratones (Sun et al. 2013). Teniendo en cuenta lo antes mencionado, se ha propuesto el uso de eculizumab (SolirisÒ), un anticuerpo monoclonal con alta afinidad por la proteína C5 del complemento, cuya unión inhibe su activación a C5a y que ha sido aprobado por la FDA para hemoglobinuria paroxística nocturna, síndrome urémico hemolítico atípico, y miastenia gravis generalizada (FDA 2019). Algunos especialistas han propuesto la hipótesis de que eculizumab reduciría la inflamación sistémica y el daño pulmonar grave, lo cual mejoraría la probabilidad de supervivencia de los pacientes con distrés respiratorio agudo causado por la infección del SARS-CoV-2 (COVID-19)(AEMPS 2020; Hudson Medical 2020). MÉTODOS: Se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica sistemática rápida de la literatura con respecto a la eficacia y seguridad de eculizumab para el tratamiento de pacientes adultos con COVID 19. Para ello realizó tanto una búsqueda sistemática en las principales bases de datos, tales como MEDLINE vía PubMed y en Cochrane Library. Así mismo, se realizó una búsqueda manual en las páginas web de grupos dedicados a la investigación y educación en salud, así en las principales sociedades o instituciones especializadas, tales como la World Health Organization (WHO), Centers for Disease Control and Prevention (CDC), y The National Institute for Health and Care Excellence (NICE). Adicionalmente, se buscaron ensayos clínicos en desarrollo o que no hayan sido publicados aún en la página web www.clinicaltrials.gov y http://apps.who.int/trialsearch que contengan estudios acerca de eculizumab y así disminuir el sesgo de publicación. Finalmente, se consideró extraer información con una estrategia de "bola de nieve" mediante la revisión de las listas de referencias de las revisiones sistemáticas, estudios primarios y revisiones narrativas seleccionadas que sean de relevancia. RESULTADOS: Guías de práctica clínica (GPC). Centers for Disease Control and Prevention. Coronavirus Disease 2019 (COVID19). Updated March 7, 2020 (CDC 2020). La GPC de la CDC, actualizada el 20 de marzo del 20201 , indica que no está disponible ningún tratamiento específico para el COVID-19. La GPC de la CDC no hace ninguna recomendación específica respecto al uso de eculizumab en los pacientes con COVID-19. World Health Organization (WHO). Clinical management of severe acute respiratory infection when novel coronavirus (nCoV) infection is suspected. Interim guidance (WHO 2020). La GPC. interina de la OMS está destinada a los médicos que atienden a niños y adultos infectados con SARS-CoV-2, publicada el 13 de marzo del 2020 (WHO/2019-nCoV/clinical/2020.4)2 . La GPC de la OMS no hace ninguna recomendación específica respecto al uso de eculizumab en los pacientes con COVID-19. Agrega que existen una gran cantidad de ensayos clínicos que se están llevando a cabo respecto a la eficacia y seguridad de algunos antivirales y que están registrados en las páginas web clinicaltrials.gov y http://www.chictr.org.cn/abouten.aspx The National Institute for Health and Care Excellence (NICE). Coronavirus (COVID19). Rapid guidelines and evidence reviews (NICE 2020). NICE ha publicado una serie de GPC3 que cubren el manejo de los pacientes críticos, pacientes en diálisis y de pacientes con tratamientos antineoplásicos, que se encuentran con COVID-19. A la fecha, no ha realizado ninguna recomendación específica respecto al uso de eculizumab en los pacientes con COVID-19. Ensayos clínicos aleatorizados (ECA) de eculizumab en COVID-19. No se encontraron ECA que hayan evaluado el uso de eculizumab en pacientes con COVID-19. Ensayos clínicos aleatorizados (ECA) de eculizumab en COVID-19. No se encontraron ECA que hayan evaluado el uso de eculizumab en pacientes con COVID-19. Casos clínicos de eculizumab en COVID-19. No se encontraron casos clínicos publicados que hayan reportado el uso de eculizumab en pacientes con COVID-19. Estudios en progreso o no publicados. Eculizumab (Soliris) in Covid-19 Infected Patients (SOLID-C19). Dicho estudio es un ensayo clínico de fase 1, de etiqueta abierta, que estará a cargo del Dr. Thomas Pitts del Hudson Medical y tiene como objetivo evaluar la seguridad y la eficacia preliminar de eculizumab + tratamiento estándar en pacientes adultos con COVID-19, de la manera más precoz posible. Se excluirá a los pacientes intubados. No cuenta con fecha prevista de culminación del estudio. CONCLUSIÓN: No se han encontrado estudios que proporcionen evidencia científica a la fecha sobre el uso de eculizumab en pacientes con COVID-19. La propuesta del uso de eculizumab en COVID-19 se basa meramente en una plausibilidad biológica hipotetizada de acuerdo con la fisiopatología de la injuria pulmonar aguda causada por las infecciones virales, no específicamente para COVID-19. Las GPC disponibles a la fecha no mencionan el uso de eculizumab para el tratamiento de COVID-19. Por lo tanto, a la fecha no es posible sustentar técnicamente una recomendación a favor de uso eculizumab en el tratamiento de pacientes COVID-19.


Assuntos
Humanos , Infecções por Coronavirus/tratamento farmacológico , Anticorpos Monoclonais/uso terapêutico , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
20.
s.l; IETSI; 24 mar. 2020.
Não convencional em Espanhol | LILACS (Américas), BRISA | ID: biblio-1095866

RESUMO

CONTEXTO: El paciente con diagnóstico de COVID19 puede desarrollar dentro de sus complicaciones, compromiso pulmonar y neumonía, esto se traduce en síntomas como dificultad para respirar (distress respiratorio); de confirmarse el diagnóstico se debe realizar el manejo del cuadro causado por el virus SARS-CoV-2. En ese contexto se aplican medicamentos como los broncodilatadores. Gracias a su acción beta-2- agonista, llegan por vía inhalada a los pulmones y al músculo liso bronquial donde incrementa el diámetro del bronquio, lo que mejora la ventilación pulmonar. La vía de administración del medicamento puede realizarse mediante: (a) nebulización, utilizando una mascarilla que cubra la región de nariz y boca conectada a una solución que contenga el broncodilatador, donde la solución se convierte en aerosol lo que es impulsado hacia los pulmones con ayuda de un pequeño motor eléctrico o a baterías; (b) aerocámara, es un dispositivo que por un extremo cubre la región de nariz y boca, que tiene en el otro extremo una desembocadura que encaja en la boquilla de un inhalador (producto que contiene el medicamento precargado y dosificado en puffs). Ante el escenario de administrar un broncodilatador por vía inhalada mediante nebulización versus aerocámara en pacientes con COVID19, es que nos planteamos los siguientes escenarios: (a) determinar si existen diferencias en la eficacia de la administración de medicamento (como el broncodilatador) mediante nebulización versus aerocámara, en pacientes con diagnostico de COVID19 que se encuentren estables y (b) determinar si la nebulización del paciente con diagnóstico de COVID19 con medicamentos tipo broncodilatadores, incrementan el riesgo de contagio al personal de salud. EFICACIA DE LA ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTO (COMO EL BRONCODILATADOR) MEDIANTE NEBULIZACIÓN VERSUS AEROCÁMARA, EN PACIENTES CON DIAGNÓSTICO DE COVID19 QUE SE ENCUENTREN ESTABLES: Encontramos que a la fecha (21 marzo 2020), no existen estudios comparativos que evalúen la eficacia de la administración de medicamento (como el broncodilatador) mediante nebulización versus aerocámara, en pacientes con diagnóstico de COVID19 que se encuentren estables. Sin embargo, como antecedente tomamos información de una revisión sistemática (RS) donde se hace la misma comparación en pacientes con diagnóstico de asma (Cates, Welsh, and Rowe 2013). En dicha RS, se tuvo como objetivo evaluar la efectividad comparada de las aerocámaras vs nebulizadores para administración de broncodilatadores (beta-2-agonistas) en pacientes con asma aguda. No se encontraron diferencias significativas entre la cantidad de hospitalizaciones en los pacientes atendidos con broncodilatador mediante aerocámara comparada con nebulización en niños (RR=0.71 IC95% 0.47 a 1.08) ni en adultos (RR=0.94 IC95% 0.61 a 1.43) con asma (que no llegaba a comprometer la vida del paciente). En el grupo de pacientes pediátricos, los que recibieron broncodilatador mediante aerocámara permanecieron en la emergencia durante menos tiempo (media tiempo de permanencia=33 minutos), comparado con los niños que recibieron el broncodilatador mediante nebulizador (media de tiempo= 103 minutos), (IC95% -43 a -24 minutos). Por ello, los autores concluyeron de manera indirecta, que la recuperación de la crisis asmática en el paciente pediátrico con el uso de aerocámara fue más rápida que cuando se utilizó el nebulizador. LA NEBULIZACIÓN DEL PACIENTE CON DIAGNÓSTICO DE COVID19 CON MEDICAMENTOS TIPO BRONCODILATADORES, INCREMENTAN EL RIESGO DE CONTAGIO AL PERSONAL DE SALUD: Guías de Práctica Clínica: La ANZICS, publicó el 16 de marzo 2020, recomendaciones sobre el manejo de aerosoles por parte del personal de salud y del uso de equipo de protección personal (EPP). La guía recomienda el uso de equipo de protección personal (EPP) contra infecciones trasmitidas por aerosoles como precaución en la atención de pacientes hospitalizados en la UCI, con diagnóstico de COVID19. Recomienda aplicar la mínima cantidad de procedimientos que generen aerosoles en el paciente con COVID19 en la UCI, como la intubación, extubación, broncoscopía, uso de oxígeno de alto flujo, ventilación no invasiva (con pobre sello hermético), realizar procedimientos en niños en llanto, traqueostomía, resucitación cardiopulmonar antes de la intubación; en habitaciones a presión negativa (de preferencia) o en habitaciones con aire ambiental. Manifiestan una recomendación en contra de la nebulización de medicamentos como broncodilatadores o solución salina. Además, se manifiestan en contra de utilizar el EPP que no cumpla con las recomendaciones señaladas. REPORTE DE CASO: Este es el reporte de un paciente en China que ejemplifica que, si se utiliza adecuadamente la EPP, los contagios a personal de salud se pueden minimizar. En este reporte se presenta un paciente con neumonía severa inicialmente con sospecha de COVID19, en quien se realizó los siguientes procedimientos: administración de oxígeno. por presentar dificultad respiratoria, intubación endotraqueal, laringoscopía y ventilación mecánica (VM) en la UCI. El paciente mejoró y a los 3 días salió de VM. La confirmación de que el paciente tenía COVID19 se obtuvo cuando se extubó al paciente. El punto de interés es que 41 profesionales de la salud estuvieron en contacto con el paciente durante procedimientos que generaron aerosoles, por lo menos durante 10 minutos y a una distancia de menos de 2 metros del paciente. Todos los trabajadores fueron aislados por dos semanas, tuvieron monitorización cercana de los síntomas, con realización de PCR para determinar infección. Sin embargo, ninguno de los 41 trabajadores de salud desarrolló síntomas y todos los PCR fueron negativos. Este reporte no pretende determinar que no existen contagios de pacientes con COVID19 a profesionales de la salud, sino ser un ejemplo, de que cuando se tienen las medidas de protección adecuada (EPP), el riesgo de contagio puede llegar a ser muy bajo. CONCLUSIONES: No se han encontrado estudios que evalúen si hay diferencias respecto a usar nebulizadores o aerocámaras en aliviar la dificultad respiratoria en pacientes con COVID-19. No obstante, se tiene evidencia científica proveniente de estudios en asma que muestra que, para el desenlace clínico de cantidad de hospitalizaciones en el contexto de pacientes con asma aguda, no existen diferencias entre usar nebulizadores o aerocámaras. Lo que sugiere que, desde la perspectiva del paciente, podría ser igual de beneficioso usar uno u otro método para mejorar los síntomas de dificultad respiratoria. Sin embargo, al ser el SARS-CoV-2 un agente infeccioso con alto índice de transmisión existiría un riesgo de infección para los trabajadores de salud si se nebuliza a estos pacientes debido a la alta dispersión de aerosol exhalado, por lo que sería recomendable preferir administrar el broncodilatador por aerocámara.


Assuntos
Humanos , Nebulizadores e Vaporizadores , Broncodilatadores/administração & dosagem , Infecções por Coronavirus/terapia , Peru , Avaliação da Tecnologia Biomédica
SELEÇÃO DE REFERÊNCIAS
DETALHE DA PESQUISA